Canciller nos descubre su premonitoria «Kamikaze de vuelta»

Tras descubrirla con su EP «Golpe de Estado», la artista valenciana regresa a escena con el primer adelanto del que será su gran álbum de debut, «Golpe de Suerte»

Cuando hay proyectos en los que existe tanta verdad detrás, todo lo demás deja de importar. Una sensación que nos invade cada vez que escuchamos y redescubrimos a la artista y compositora valenciana Canciller. Hace prácticamente dos años fue con su primer EP, «Golpe de Estado». Sin embargo, ahora ha vuelto a dar un paso al frente publicando su nueva canción «Kamikaze de vuelta». Un título revelador donde los haya, una historia de amor jamás contada y unas ganas irrefrenables de continuar regalando su música al mundo. El primer paso férreo hacia el que será su álbum de debut, «Golpe de Suerte». 

Un mensaje poderoso el que transmite esta canción y que está especialmente dedicado a todas aquellas personas valientes en el amor, a las que no se arrepienten de nada y a las que saltan al vacío. Una canción de amor, donde vibra una historia poética y humana, en la que conviven lo clásico con lo moderno. Un sencillo con un ritmo envolvente, que crece, desde la expresiva voz de Sara, llevándonos a experimentar ese pulso entre amor y desamor, siempre al límite.

Un disco que llegará a nuestras vidas como máxima representación del mapa vital de la artista, en la que narra distintos episodios personales que se mueven entre lo bueno y lo malo. Muescas que representan cambios repentinos, la pérdida, una pandemia, la urgencia de saltar al vacío, canciones que te salvan, bailar en un festival, la certeza de amar y ser amado. En definitiva, lo que viene siendo la vida misma. Un disco para el que todavía queda un poquito, aunque mientras tratamos de sobrellevar la espera lo mejor posible, ¿por qué no recordamos la entrevista que le hicimos a Sara Canciller hace apenas unos días? ¡Esto es lo que nos contaba sobre el cambio de rumbo del proyecto musical y sobre todo lo que está por llegar!

También podría interesarte