Nos adentramos en el profundo universo sonoro de Marc Mata

El artista da un paso al frente con su nuevo EP «Black Bile» y nos descubre todos los detalles de estas seis canciones, que hablan de depresión, introspección, desolación, aceptación y esperanza

Fuertemente influenciado por los sonidos indie alt-folk y folktronica, el cantautor barcelonés Marc Mata ha ido construyendo todo su universo sonoro. Un universo que comenzó a adquirir forma en 2019 con la llegada de su EP de debut «19». Un primer trabajo discográfico y una recopilación de canciones escritas con anterioridad, que nos hablaban de temas tan humanos pero tan necesarios de visibilización, como la ansiedad, las crisis existenciales, el amor y el desamor. Grabado mano a mano junto a su amigo Aaron de la Fuente – quien hizo de ingeniero de mezcla – y de la manera más casera posible en la casa en construcción de los tíos del autor, este primer disco sirvió magníficamente bien como pequeña carta de presentación de todo lo que él podía hacer a nivel musical.

Poco después, llegaron 2020 y 2021 con sus complicados momentos pandémicos en los que el encierro nos sirvió como retraimiento. Pero la mente inquiera de Marc Mata no paró ni un solo momento y esos dos años nos regaló sus nuevos sencillos «Gone, Gone» y «Of Your Bones» – en la que contó con el músico brasileño Daniel Kowalski en el piano y teclado -, grabados directamente desde su casa de El Prat de Llobregat y producidos posteriormente por el escocés Fin Jackson.

Sin embargo, el momento en el que ha dado un auténtico paso de gigante ha sido ahora, en 2022, con la publicación de su nuevo EP «Black Bile», con toda probabilidad el más ambicioso hasta el momento. Este trabajo presenta seis nuevas canciones producidas por el canadiense Mathieu LeGuerrier. Seis nuevas canciones que nos muestran una nueva faceta de Marc, mucho más electrónicas, pero con los arpegios de guitarra acústica más presentes que nunca. Seis nuevas canciones en las que Mata habla sobre la depresión, la introspección, la desolación, la aceptación del mundo en el que vivimos y también la esperanza. Todo un cúmulo de sensaciones se agolpan en este disco. Un cúmulo de sensaciones que él mismo nos ha explicado en la entrevista que le hicimos hace algunos días.

También podría interesarte