Passenger nos regala una noche mágica en Madrid

El pasado 31 de agosto, el célebre artista y compositor británico presentó su último trabajo discográfico «Birds That Flew And Ships That Sailed» en la mítica sala La Riviera

El poder de la música es increíble. Cura, sana y sierve como bálsamo espiritual para todos los que lo necesitamos. Es por eso que darte de bruces con artistas de la calidad musical – y humana – de Passenger es, verdaderamente, increíble. Eso es lo que nos pasó el pasado 31 de agosto cuando, en pleno corazón de Madrid, nos enamoramos una y mil veces del artista y compositor británico. Toda la mítica sala La Riviera vibró con sus sonidos folk-pop y con todas y cada una de las canciones de su último trabajo discográfico, «Birds That Flew And Ships That Sailed».

No faltó absolutamente nada en una noche que fue mágica en todos los sentidos. De hecho, el poder, el talento y la presencia de Mike Rosenberg fue tal, que no necesitó que ningún músico lo acompañara sobre el escenario. A guitarra y voz, nos estremeció y nos hizo volar, ya no solo con los temas de su recién estrenado disco, también con todos y cada uno de los himnos que nos ha dejado a lo largo y ancho de su carrera en solitario. Como ese «Let Her Go» que lo lanzó al estrellato y le ayudó a hacerse un hueco. Sin olvidarnos de «Simple Song», «Anywhere», «Sword from the Stone» y «And I Love Her». O los más recientes y también imprescindibles «Blink Of An Eye» y «Chasing Gold».

Una noche que pasará a la historia y que quedará grabada para siempre en nuestra memoria. Una noche a la que recurriremos una y otra vez, cuando queramos sentir lo que verdaderamente es la música. Una noche que quedará inmortalizada en nuestro medio, gracias a nuestro compañero A.Makeda. ¡Que levante la mano quien también estuviera allí el pasado 31 de agosto! ¿Cómo vivisteis vosotros el concierto?, ¿qué sensación os quedó posteriormente?

También podría interesarte