Juan Luis Guerra hace vibrar a todo el WizInk Center

El artista y compositor dominicano aterrizó en el WizInk Center junto a su banda 4.40, para repasar sus cuatro décadas de carrera musical

Es una de las grandes leyendas de la historia de la música, popularizando la música latina en todo el mundo. Un monstruo de los grandes y un artista de los pies a la cabeza. Hablamos del increíble Juan Luis Guerra quien, tras haber arrasado el pasado sábado en el Cruïlla de Barcelona, aterrizaba solo un día después – ayer domingo 10 de julio – en el WizInk Center de Madrid. Una noche repleta de magia, el final de un fin de semana que fue de 10. Siempre acompañado y franqueado por su inestimable banda 4.40, el dominicano asaltaba el gran recinto madrileño para hacer un repaso profundo de su extensa carrera musical: cuatro décadas sobre los escenarios, se dice rápido. El público, emocionado, se amontonaba desde bien temprano. Con carteles en los que se leían mensajes de todo tipo, como «Me sube la bilirrubina por ti», no dejaron de corear ni una sola canción.

No faltó ninguna de las canciones que han alzado al artista hacia lo más alto de nuestro panorama. Himnos que se han arraigado tan dentro de nosotros, que han llegado a formar parte de nuestro imaginario y ADN musical. Desde «Rosalía» hasta «La bilirrubina», pasando también por los imprescindibles «Burbujas de amor», «Como abeja al panal», «A pedir su mano», «Bachata rosa», «Ojalá llueva café», «El Niágara en bicicleta», «El costo de la vida», «Visa para un sueño», «Oficio de enamorado», «El farolito» o «Carta de amor», entre muchísimas otras.

No faltó absolutamente nada en un espectáculo que, sin duda alguna, fue impagable. Ttodo el mundo debería permitirse ver a Juan Luis Guerra sobre el escenario, al menos una vez en la vida. Es pura adrenalina, puro sentimiento, puro arte. Un sentimiento completamente inexplicable, que solo serán capaces de entender todos los que allí estuvieron aquella noche. Magia en estado puro.

También podría interesarte