El Spring Festival de Alicante nos hace vibrar de nuevo

Al fin recuperamos la normalidad festivalera, gracias a los conciertos de C.Tangana, Love Of Lesbian, Rigoberta Bandini o Dorian, entre infinidad de artistas más

Si de algo había ganas era de que los festivales regresaran a nuestra vida tal y como los conocíamos, tal y como los concebíamos antes de la pandemia. Dos años han tenido que pasar para poder decir con todas las letras que sí, que ya están aquí de nuevo. Y este fin de semana fue el turno de volver a disfrutar y darlo todo en el Spring Festival de Alicante.

El festival de festivales arrancó el pasado viernes 27 de mayo por la tarde, siendo Noby, Niña Polaca y Amatria los primeros en abrir esta cita musical que, sin embargo, comenzó un poco accidentada a causa de las largas colas, el ajetreo y la locura del primer día. De hecho, llegamos con tiempo más que suficiente para ver a Rigoberta Bandini y aunque se marcó un directazo de escándalo – uno de los mejores del festival -, disfrutamos de parte de él desde la distancia. Por supuesto, no faltaron ninguna de las grandes canciones que forman parte de su imaginario sonoro: desde «Ay Mamá», canción con la que arrancó y que repitió al final «sacando un pecho fuera al puro estilo Delacroix», hasta otros himnos como «Perra», «In Spain We Call It Soledad», «Too Many Drugs» o «Julio Iglesias».

Aunque para conciertazo el de Love Of Lesbian, que fue el otro plato fuerte de ese día y otra de las bandas más esperadas de la noche. Salieron más que dispuestos a presentar su último trabajo discográfico «V.E.H.N (Viaje Épico Hacia La Nada)» y nosotros, absorbidos de lleno por su magnetismo, nos dejamos fluir por canciones como «Los irrompibles», «Sesenta memorias perdidas», «Catalunya Bondage», o las ya míticas «Club de Fans de Johnn Boy», «Allí donde solíamos gritar», «Los toros de la Wii», «1999», «Cuando no me ves» o «I.M.T». Sin duda alguna fueron los platos fuertes de esta primera jornada a la que Varry Brava y Viva Suecia pusieron el broche de oro, seguidos muy de cerca por las sesiones de We Are Not DJs y Flash Show.

Primera jornada más que superada. Primer día que nos puso la miel en los labios y nos dejó con ganas de más el sábado 28 de mayo. El momento de los grandes descubrimientos…porque sí, no lo negaremos, el viernes fuimos más a tiro hecho. Pero esta segunda ronda nos dejó K.O con las pedazos actuaciones de las que fuimos testigos. Lástima que no pudimos llegar a ver a Maze y a Javiera Mena, pero llegamos justo a tiempo para entrar en calor con la suavidad y la delicadeza de uno de los mayores talentos de nuestra escena musical, Guitarricadelafuente (la lástima es que el sonido que no le hizo mucha justicia). También llegamos para descubrir todo el potencial que derrochan sobre el escenario Arde Bogotá. De verdad que no éramos conscientes de lo que nos estábamos perdiendo con ellos hasta que pudimos verlos en el Spring: honores más que merecidos e incipiente legión de seguidores que no están para nada equivocados con ellos.

Eso sí, hemos de reconocer que la verdadera fiesta, la verdadera rave comenzó con Zahara que aterrizaba en Alicante presentando su espectáculo «La Puta Rave». Una vuelta de tuerca a su aclamado nuevo álbum y una sensación de liberación durante todo su concierto. Sin dejar de pinchar, sin permitir que la música dejara de sonar, la artista y compositora nos regaló los temazos de su nuevo trabajo discográfico «Puta», siendo «Merichane» ya todo un himno. Espectacular el poderío, la sororidad y el empoderamiento de esta mujer, que no deja de reinventarse y de sorprendernos a nosotros.

Pero ojo, porque lo verdaderamente bueno del festival llegó de la mano de C.Tangana. Puede parecer increíble leer esto, pero nos dejó absolutamente maravillados y nos calló la boca, demostrando que la música es completamente libre y que jamás debemos prejuzgar antes de ver. Con el concierto de Puchito, asistimos a una verdadera locura de puesta en escena. A una especie de película que se desarrolló en apenas unos metros de escenario. Bravo por El Madrileño y por el gran séquito de músicos y artistas que lo acompañaron tras ese telón inicial que, cuando cayó al suelo, nos descubrió un increíble espectáculo. Un conciero brutal al que se sumaron Ismael Bola, Yeray Cortés, La Húngara, El Niño de Elche, Juan Carmona o El Pirata, por mencionar a alguno de ellos. Un concierto brutal en el que no faltaron grandes himnos como «Me Maten», «Demasiadas Mujeres», «Tú Me Dejaste de Querer», «Llorando en la limo» o «Ateo» (lo que éramos nosotros antes de redescubrirlo de esta manera). El mejor concierto de todo el festival: nosotros no lo superamos.

Si bien es cierto que Tangana dejó el listón muy alto, pero no hay nada que Dorian no puedan conseguir: y es poner de pie a todos los asistentes con su particular «Ritual». Sí, ese discazo que acaban de publicar y que nos tiene completamente en bucle. Aunque, por supuesto, saben que quienes los seguimos desde hace tanto tiempo, también nos volvemos locos con los clásicos como «Los amigos que perdí», «Paraísos Artificiales», «La tormenta de arena» o «Verte amanecer», entre muchos otros, que tampoco fallaron en esta increíble noche.

Tras ellos, nos marchamos para casa escuchando los temazos de ayer y de hoy que Inmir nos regaló en su sesión. La mejor manera de despedirnos y de cerrar el fin de semana. La mejor manera de poner el colofón final a nuestro primer festival post-pandémico.

También podría interesarte