De cuando K!NGDOM y Dray Disaster hicieron magia en «Alguien que no me haga llorar»

En 2020 arrasaron con la llegada de su álbum debut y, desde entonces, K!NGDOM no ha hecho más que abrirse paso y crecer musicalmente

Hay canciones que llegan a nuestra vida así sin más. Sin nungún propósito claro más que hacernos disfrutar y descubrir todo el universo que se esconde tras su creador. «Alguien que no me haga llorar» es uno de esos temas que te tocan para siempre. Un pequeño roce es suficiente para que se quede grabada a fuego en tu mente. Esa es, precisamente, la magia y el poder que rodea a K!NGDOM, quienes se han aliado magistralmente con Dray Disaster en esta pequeña joya musical. Con un sonido americano inspirado en las últimas canciones de MGK o Jxdn, mezclan a la perfección partes de voz muy rítmicas con un estribillo muy pop.

«Alguien que no me haga llorar, es una canción que habla del fin de una relación amorosa en la que acabas tocado, porque estabas muy apegado a una persona para la cual sientes que nunca has sido suficiente. Es alivio de soltar a alguien que te hace sentir triste, pero al mismo tiempo dolor porque sentías mucho amor por esa persona».

Una canción que baila a la perfección entre la tristeza y el alivio. Una dualidad que queda reflejada en las nostálgicas guitarras y el rítmico estribillo pop que elevan el tema a un nivel de adicción. Adicción en todos los sentidos. Adicción que no hace más que asentar y afianzar a K!NGDOM como una de las bandas revelación de la escena independiente del pop electrónico. Tal es así que en apenas un año, el año que lleva su álbum debut en nuestras vidas, el trío madrileño no ha hecho más que cosechar éxitos. Y es que entre sus hitos, destaca «Valeria» (Netflix), que los llevó a estar entre Los 50 más virales de España en Spotify y la campaña de promoción de La Voz de Atresmedia con «My Voice».

Para la ocasión, se han unido con Dray Disaster, cantante de Barcelona que baila libre entre sonidos como el trap, el pop, el punk rock o el R&B. Siendo una de nuestras voces más prometedoras de nuestro panorama y tras haberse dado a conocer con su EP «Montaña Rusa», el joven se dispone a evolucionar hacia otro tipo de sonidos, trabajando mano a mano con el productor internacional, Carzé.

Una alianza de escándalo que ha dado como resultado una auténtica joya musical. ¿Qué os ha parecido a vosotros? Para nosotras es imposible dejar de escuchar este «Alguien que no me haga llorar».

También podría interesarte