La magia que desprende en directo Sara del Valle y su primer «Isaac»

El pasado 20 de junio fue el gran día de Sara del Valle, que presentó su primer álbum «Isaac» en la mítica sala El Sol de Madrid

Y por fin, el gran día de Sara del Valle llegó. Tras haber disfrutado como niños de la presentación para prensa que hizo hace algunas semanas de «Isaac», su nuevo y primer trabajo discográfico, el pasado 20 de junio llegó la gran y primera cita con el público. Y la Sala El Sol de Madrid vibró al son de todas y cada una de las canciones de la joven artista que, en todo momento, estuvo acompañada y arropada por su banda. Tres días han pasado desde este mágico y ansiado momento, y nosotros no hemos podido salir del bucle. Imposible con ella. Imposible con su voz. Imposible con ese talento que derrocha en cada cosa que hace.

Fue a principios de junio cuando la joven madrileña presentaba su gran debut, que lleva por título «Isaac». Un disco muy anhelado, no solo por ser el primero. También por todo lo que significa para la propia Sara del Valle. Y es que, más allá de llevar el nombre de su abuelo, la artista se ha inmerso en un viaje emocional a través de estas nueve canciones, que bailan libres entre diferentes géneros como el soul, el pop o el gospel. Un viaje de lo más personal que bien también podría ser el nuestro. Y es que solo ella es capaz de hacer que nos sintamos identificados con cada una de las cosas que nos cuenta en este disco. Una conexión que en directo adquirió una nueva dimensión. Así lo vivimos la pasada noche del 20 de junio. Allí presente se encontraba nuestra compañera Mónica Arévalo, que hizo estos fotones.

Una noche diferente que jamás olvidaremos. Una noche diferente que seguirá en nuestra mente de por vida. Magia, cariño, emoción y homenaje. Un mix de sensaciones imposibles de sacar de nuestros cuerpos, incluso días después.

También podría interesarte