Activamos nuestro radar musical de la semana, con parada especial en Eurovisión

Aunque no somos excesivamente fans del certamen musical europeo, hemos de reconocer que ha habido canciones que nos han atravesado por dentro

Hoy es miércoles de descubrimientos, y aunque no somos especialmente seguidoras de Eurovisión, hemos de reconocer que en esta edición nos hemos enganchado fuertemente a algunas de las canciones que han pasado por el escenario del Ahoy Rotterdam. Tenemos que reconocer que tenemos nuestro propio pódium formado por los temazos de Italia, Portugal, Islandia y Finlandia. Aunque hubo otras que tampoco pasaron desapercibidas para nosotras y que supusieron un auténtico descubrimiento, como la de Francia, Suiza, Malta, Lituania, Suecia, Ucrania o Países Bajos, que recibió muchos menos puntos de los que verdaderamente se merecía.

Se alzaron como los grandes ganadores de la noche, con alguna que otra controversia de por medio ya solucionada. Y la verdad es que la de Italia fue una victoria más que merecida. Sorprendiendo en el último momento y con la respiración contenida hasta el último momento en el que dijeron que sí, que Måneskin estaban en el número #1 con su «Zitti e Buoni». Una canción que descubrimos tarde y mal, en la actuación final de la gala. Sin embargo, nos pareció adictiva, no solo por el tema en sí, también por el magnetismo que desprenden los italianos sobre el escenario.

En la misma onda y estilo rock, potente y crudo, estaba la propuesta de Finlandia. Blind Channel defendían su tema «Dark Side» en el Ahoy Rotterdam y, automáticamente, se convirtieron en uno de nuestros favoritos, por ser una de las propuestas más diferentes que habíamos escuchado hasta el momento en la segunda semifinal del certamen. En este sentido, no podemos evitar decir que, en cierto modo, viajamos al año 2006 cuando sus compatriotas Lordi ganaron el festival.

Portugal, ¿qué podemos decir de Portugal? Eso sí que fue un flechazo a primera oída. Ellos sí que marcaron un brecha, una gran diferencia con el resto, al inundarlo todo con su particular estilo, que viaja entre el blues, el soul y el funk. Lo de The Black Mamba con su «Love Is On My Side» no es de este planeta. Y lo que nos indigna de todo esto es que obtuvieran unos resultados muy por debajo de lo que se merecían. Aunque nosotras nos quedamos con su talento y ese buen hacer. Y es que ya llevan unos cuandos días en nuestra lista de reproducción.

El lado geek y nerd nos lo dieron Islandia con unos de los representantes más top de toda la edición. Aunque solo pudimos ver los directos de sus ensayos por culpa del COVID, Daði og Gagnamagnið se han convertido ya en una de nuestras bandas preferidas, y su tema «10 Years» ha sido el responsable. Una de las mejores y más particulares propuestas que nos ha dado Eurovisión durante este 2021.

No nos queremos olvidar tampoco de las propuestas de Francia y de Suiza, dos de las favoritas durante todo el concurso y dos de las más escuchadas, al menos en España. Tal fue el furor que generaron que Bárbara Pravi se hizo con el segundo puesto con su «Voilà», mientras que Gjon’s Tears se quedó con la tercera, gracias a «Tout l’univers». Dos temas que se suman a la larga lista de canciones que, por H o por B, se han abierto paso en nuestra cabeza. ¿Qué decir de lo diva que es la artista maltesa Destiny, y del derroche de energía y empoderamiento que repartió a diestro y siniestro con «Je me casse»?, ¿o del arranque de energía y las ganas de bailar que nos insuflaron los lituanos The Roop con «Discoteque»? Mención especial también para la magnética, potente y sentimental Tusse, representante de Suecia, con su «Voices». Y desde el mismo corazón de Ucrania, Go_A nos arrancó a todos de nuestros asientos con «SHUM», a ritmo de electrofolk con ¿ciertos tintes étnicos, tal vez? En cualquier caso, nos gustó ese toque diferente con el que coparon nuestras pantallas. Por último y, quizás para sorpresa de todos y a pesar del poco reconocimiento que se les dio a los anfitriones, la propuesta musical de Países Bajos también nos pareció una de las más guays del festival: Jeangu Macrooy nos cantó «Birth Of A New Age».

También podría interesarte