Madrid se rinde ante el potente embrujo de La Regadera

En el momento más oportuno, la música vuelve a ser nuestro mejor salvavidas: La Regadera inundó toda la Independance Club con su buena vibra

La Sala Independance de Madrid se convirtió el pasado viernes 12 de febrero en el punto de encuentro perfecto para disfrutar de un buen concierto, por supuesto, de la mano de La Regadera. Nuevo punto para la cultura que, con todas las medidas de seguridad pertinentes, volvió a demostrar que es más segura que nunca.

El octeto se subió al escenario de la mítica sala madrileña para ponernos a bailar al ritmo de ska, rocksteady y punk, salpicado con pinceladas de reggae, pop y latin. Todo junto. Y todo ello, por presentar aquel último disco que nos regalaron en 2019, «Dormir es de cobardes»; y por supuesto, para prentarnos la nueva joyita que han publicado, su tema «Largo Invierno». Aunque claro, tampoco faltaron esos grandes guiños a sus trabajos anteriores «Para que la vida no pare» (2016) y «Trovadores» (2017). Un total despliegue de medios, capaz de remover toda nuestra capacidad sensorial. Ya no solo por el espectáculo que llevan a cabo los ocho juntos, también por las inquebrantables alianzas que son capaces de crear, a un lado y al otro de los escenarios. Y es que esa misma tarde del 12 de febrero, los pudimos disfrutar con la inestimable compañía de Balkan Bomba, de Papawanda y de Maria Türme. Un auténtico cóctel musical que traspasa fronteras y que nos toca el alma. Un auténtico cóctel musical que ha llegado a nuestras vidas en el momento más oportuno posible.

Sin duda alguna, fue una cita ineludible, una cita espectacular, que nos sacó por completo del letargo en el que llevamos sumidos casi un año. Y es que no hay mejor manera de generar serotonina que a ritmo de la música de La Regadera. Además, de ser la mejor demostración de que también se puede bailar sentado. ¿Estuvisteis allí?, ¿cómo lo vivisteis? Nuestro compañero Makeda, retrató esa tarde tal que así: no os perdáis su reportaje fotográfico.

También podría interesarte