Seguir perdidas en la banda sonora que Ombligo compuso en Madrid

El pasado jueves 26 de noviembre, Ombligo asaltó la Sala Independance de Madrid, sacándonos así del letargo en el que estábamos sumergidas

En formato trío y después de haber tenido que cambiar fecha y lugar, Ombligo llegó a la Sala Independance para presentar todos y cada uno de los temas que forman parte de su álbum debut, «Banda sonora para una película que no existe» (2020). Una noche mágica en la que no estuvieron solos, pues La Pena se sumó a esta pequeña gran fiesta de celebración. Y es que a pesar de ser uno de los años más amargos, no podemos olvidarnos de celebrar la vida, de celebrar la música. ¿Y qué mejor que hacerlo con un concierto de la banda madrileña?

Sin duda alguna, el pasado 26 de noviembre pasará a la historia como una noche especial, en la que viajamos a través del extenso imaginario que Anika y Ángel han creado con Ombligo. Un camino sin rumbo fijo, un viaje a ninguna parte, un recorrido por el mundo entero, canciones para escuchar sin pretensiones y con el único objetivo de fluir. Querer transmitir todo un mar de emociones. Y es que sí, la música instrumental puede ser divertida, puede ser un lenguaje a través del cual nos podemos común. Todo un universo que adquiere una especial dimensión en «Banda sonora para una película que no existe», álbum concebido bajo las directrices de Edu Molina y que ha visto la luz este mismo año, muy poco tiempo después de que lo hiciera su primer EP, «El origen de las pelusas» (2018).

Así que después de un fatídico 2020, era el momento de verlos en directo, y de vibrar al son de la música de Ombligo. Aunque fuera desde las sillas y con las mascarillas puestas. La vida es sinónimo de vida, es un salvavidas. Y ellos lo son todavía más. Un pequeño rayo de esperanza que alumbra de manera tenue el 2021 que está por llegar.

También podría interesarte