Carmen Boza: «La Grieta es una canción que nace de una especie de arpegio»

Lo de Carmen Boza no parece de este mundo, tiene un magnetismo muy particular que engancha desde el minuto uno. Una vez dentro de su universo, ni lo intentes, porque jamás podrás salir de él. Eso es lo que nos ha pasado recientemente, con este nuevo tema que acaba de ver la luz: preparaos para «La Grieta», porque Carmen Boza ataca de nuevo. Y preparaos aún más para leer la entrevista que le hicimos hace algunos días a la artista gaditana.

¿Cómo nace este último tema, «La Grieta»?
«La Grieta» es una canción que nace de una especie de arpegio, de experimentar con un motivo musical, de la obsesión de estar como dándole vueltas a un tema que sabes que te va a dar algo especial. Nace un poco así y se ha desarrollado justo en esta etapa que nos ha tocado vivir, todos confinados. Así que tiene como esa particular que se ha dado justo ahora, de manera natural.

De hecho, la letra es como muy representativa y, en ciertos puntos, puede parecer un reflejo del momento actual. Con todo lo que hemos vivido, ¿crees que este puede ser el inicio de una nueva era?

Sí, creo que sí. Todo lo que hemos vivido y lo que seguimos viviendo. Las cosas, simplemente, van sucediendo. Y al mirarlo cada uno con su propia perspectiva, que cada quien haga sus cábalas, pero no quedarse con lo que decimos de: «va a pasar algo» o «saldremos mejores». Yo no sé si supondrá una nueva era, pero está claro que las cosas han cambiado ya y seguirán haciéndolo, dependiendo de cómo vaya evolucionando esta situación particular que atravesamos. Pero yo también me permito ciertas licencias poéticas, porque también es algo que va conmigo: liberar un poco la imaginaciñon, trabajar con metáforas. Además, soy muy apocalíptica, me encantan todo tipo de conspiraciones y estos temas. Así que bueno, es una manera poética de embellecer una idea: que es la de que estamos viviendo un cambio muy grande.

Hablas de las metáforas a nivel lírico, pero a nivel melódico, el tema está muy trabajado, con influencias de principios de los 00. ¿Cómo encontrar el equilibrio entre ambas?

No sé, yo creo que en mi caso, este equilibrio que mencionas es producto del trabajo y de una búsqueda. No es algo que salga así sin más o en cinco minutos. Es algo a lo que darle vueltas una vez tienes el material o que tienes una melodía o un tempo. Y en base a eso, es trabajar, trabajar y trabajar. Yo el equilibrio, trato de buscarlo en cada cosa que hago, pero rara vez lo encuentro. En el caso de «La Grieta», creo que se hace justicia con la canción que hemos grabado en el estudio y con la idea que tenía yo en mi cabeza. Sí que hemos experimentado y probado con alguna sonoridad nueva. Así y todo, creo que, como dice el mismo Iván Ferreiro, «el equilibrio es imposible» [risas]. Hay que estar buscándolo constantemente.

¿Cómo has vivido todo el proceso creativo y compositivo de esta canción?

El proceso a la hora de hacer esta canción, ha sido un poco como los demás, en el sentido de coger la guitarra y empezar a trabajar con una melodía. Sí que es verdad que, en estos momentos, yo estoy como investigando, y mi proceso de creación es como un poco heterogéneo: trabajo mucho sobre temas concretos, que me llamen mucho la atención. Lo cierto es que ha sido un proceso creativo normla, aunque lo que sí que me ha afectado ha sido lo del confinamiento, el no poder salir y no poder llevar a cabo ciertas rutinas. Creo que es algo que ha afectado en la vida diaria de todos, en mayor o menor medida.

¿Cómo ha sido la acogida por parte del público?

Ha sido buena, la verdad. No suelo medir mucho la acogida en números, porque me parece frío, prefiero medir en sensaciones, aunque no sea algo tan certero. Pero la sensación y el feedback que me ha llegado ha sido muy positivo, creo que la gente ha conectado mucho. También nosotros, a nivel estético, hemos intentado tratarlo y trabajarlo mucho, con Dani Ballesteros a la batería, Estefanía Gómez al bajo, Javi Mora, Pablo Pulido. Ha habido mucha gente colaborando en esta canción y creo que eso se ha notado, porque el público ha recibido «La Grieta» muy bien, como algo fresco y como un tema diferente, ya que no suena igual que mi obra anterior.

¿Marcará «La Grieta» un nuevo inicio para Carmen Boza? Además, ¿es el primer paso de un futuro nuevo trabajo?

Es cierto que para mí, «La Grieta» es como una especie de culminación de lo que venía haciendo. Creo que la gente que me venía siguiente desde «La Caja Negra» o incluso desde «La Mansión de los Espejos», lo ha podido apreciar, ver esa evolución. Ya a finales de 2019 publiqué «Un Golpe de Suerte», cuando nunca había sacado así un single como desmarcado de un disco. Fue ahí cuando comencé a cambiar un poco el paradigma. En el caso de «La Grieta», es un punto al que acabo de llegar y que también me parece bueno a la hora de empezar de nuevo. No tengo muy claro lo que va a pasar, pero seguimos buscando y trabajando.

Tras el fin de gira de «La Caja Negra» y el parón del confinamiento, vuelves a los escenarios este verano. ¿Cómo afrontas estos nuevos conciertos y cómo te sientes tras los sold out de Madrid, Sevilla o Barcelona?

La verdad es que lo afronto con mucha ilusión, aunque la nueva normalidad está siendo un poco rara y se vive todo con un poco de recelo. Pero también soy muy consciente, igual que todos creo, de que en cualquier momento todo puede cambiar, aunque esperemos que no sea así y que podamos ir avanzando poco a poco. En el caso de los conciertos, forman parte de esta normalidad y que, además, están asociados a mi trabajo y a algo que amo. Ahora, los que me vienen por delante, los espero con mucha aceptación y los preparo con mucha ilusión. Creo que en una situación como esta, cada evento gana aún más importancia. Y lo de Madrid, Barcelona, Sevilla y alguna ciudad más, lo afronto con ilusión, porque no dejan de ser ciudades por las que he girado mucho y se agradece mucho que el público siga ahí, apoyando el proyecto después de tanto tiempo. Y más ahora mismo, que se hace tan necesario el apoyo y el consumir cultura, músixa, siempre respetando todas las normas de seguridad.

Más allá de estos conciertos veraniegos, ¿cuáles serán los próximos pasos de Carmen Boza?

Pues ahora mismo, estamos promocionando este último tema, «La Grieta» y la verdad, es que ando muy expectante por ver cómo suena en directo. También quiero trabajar mucho el show en vivo, incorporar algunos elementos bastante nuevos, que me suponen retos. Y, por supuesto, tengo más música en el banquillo esperando para salir [risas].

¿Qué canción de Carmen Boza identifica mejor el momento en el que estás y por qué?

Te diría «La Grieta», por el momento en el que ha nacido, un momento que nos ha afectado a todos por igual y del que no podemos escapar, porque es lo que hay. Y teniendo en cuenta que acaba de salir, creo que es la que mejor representa este momento, tanto estéticamente y musicalmente, como a nivel de mensaje. También hay otra canción mía que me representa y que creo que siempre me representará, que es «Sin Salida». Así que creo que diría estas dos.

¿Cuál es la mayor locura que has cometido por la música?

Pues creo que dedicarme a ella [risas]. Dedicarme a la música ha sido y es una locura, he luchado por muchísimas cosas y ha hecho que lidie con mis inseguridades. Además, hay que estar muy pendiente para que no se coma completamente toda tu vida personal y para que no dependa tu identidad de ella. Es complicado articular todo, pero a la vez, es bellísimo y me da muchos momentos de felicidad. Así que bueno, está bien [risas].

También podría interesarte