Miguel Campello da un paso al frente con su tercer single, llamado «Barrio»

Aunque ha tenido que retrasar el lanzamiento de su álbum, Miguel Campello no deja de sorprender con su música: ya ha visto la luz su tercer single, «Barrio»

«Érase una vez que se eran cuatro esquinas, veintitantas familias cantando, bailando, soñando y currando. Chatarreros, carpinteros, zapateros de por vida y cuanta vida tenia ese barrio que yo añoro, mis abuelas, las vecinas y el mar de gritos que oía historias de antes que me guarde, pa buscar un recuerdo y volverlo a ver» ~ Miguel Campello

Como si se tratara de un viaje o de un regreso hacia nuestras propias raíces, al origen de uno mismo. Una manera de intentar acallar esa voz interior que, constantemente, te repite que no olvides de dónde vienes, para poder saber hacia dónde vas. Traspasando cualquier tipo de límite entre las imágenes y los recuerdos que habitan en nuestra memoria y, como si se tratara de una película, pasan por nuestra cabeza, fotograma a fotograma. Una especie de introspección a través de nuestra vida: el poder recorrer de nuevo nuestras calles, oler todos los aromas que habitaban en nosotros, revivir el mismo decorado. Esa sensación de calma al sentirnos en casa.

Así es «Barrio», el nuevo single con el que nos ha sorprendido Miguel Campello. Una canción que nos invita a volver sobre nuestros propios pasos en un ejercicio de nostalgia, con sonidos de arraigo flamenco a medio camino entre la sencillez y la pasión.

Y es que con este tema (que llega tras «Malas Noticias» y «Saltar al Vacío»), ya comenzamos a vislumbrar el que será su próximo álbum que, debido  a la actual situación sanitaria, se ha tenido que retrasar hasta el próximo otoño. Álbum que llegará acompañado de una intensa gira. Álbum que supondrá el quinto de la carrera como solista de Campello, tras «Chatarrero» (2011), «Pájaro que vuela libre» (2013), «Camina» (2015) y «Agua, pan, amor y vino» (2016). Grabada en La Chatarrería, con la compañia de Eduardo Pacheco a las guitarras, Pascual Martínez al bajo y Milo Campello con las bases y programaciones. Y producida por el propio Miguel Campello junto a Guillermo Quero. Todo ello, acompañado de un increíble videoclip en el que se mezclan a la perfección las ilustraciones con fotografías y vídeos personales y familiares de Miguel Campello. Y todo ello ocurre con un vertiginoso lenguaje cinematográfico. Un guiño autobiográfico y emotivo con el que seguir abriendo boca de cara a este nuevo trabajo que ya presume de ser uno de los más ambiciosos de su trayectoria.

También podría interesarte