Conociendo las Arctic Sessions a través de Carlos Dueñas, su creador

Vinculada al ArcticWave Studio, nace esta plataforma audiovisual Arctic Sessions: con la finalidad de dar visibilidad a artistas gracias a vídeos de calidad

Hay lugares en los que la música se convierte en refugio. Hay lugares que son sinónimo de altavoz. Hay lugares en los que verse reflejados. Hay lugares como Arctic Sessions, la plataforma audiovisual de ArcticWave Studio (Barcelona). Un lugar en el que descubrir nuevos artistas y bandas a través de su música. Si aún no los conoces, ya puedes leer la entrevista que le hicimos hace algunos días a Carlos Dueñas, su fundador.

¿Cómo surge el proyecto de Arctic Sessions?

Nacen a raíz de que yo soy productor en ArcticWave Studio y tengo también amplia experiencia en directos. Y los lives es algo que siempre me ha motivado mucho, además de que tenía curiosidad por ver qué se podía conseguir haciendo directos dentro de un estudio, de manera más controlada y con unos medios mucho más cuidadosos. Todo ello para que la gente viera lo que es la calidad de un proyecto de este tipo, sin artificios y sin necesidad de que esté producido. Así que pensamos que era una idea guay de descubrir a la gente nuevas bandas y artistas, ya no solo de Barcelona, también de otros lugares.

¿Cómo funciona la plataforma y desde cuándo lleva funcionando?

Pues nosotros como estudio llevamos funcionando como cinco años y la plataforma nació un poco porque habíamos visto otros proyectos parecidos de los que nos ocupábamos del sonido. Pero en este caso, decidimos tomar las riendas y nos decidimos a lanzar una plataforma propia, con todos los artistas que quisieran mostrarse en este tipo de formato. De esta manera, Arctic Sessions surgió un verano en el que nos encerramos con ocho bandas y cada día, trabajamos con dos de ellas, a las que grabábamos un par de temas. Teníamos un par de cámaras, tomábamos diferentes planos y mezclábamos en sonido final. Fue una experiencia que nos gustó mucho y desde entonces, decidimos continuar.

En cuanto a la selección de los artistas, ¿cómo es todo ese proceso?

Es un proceso que ha ido evolucionando. Al principio, llegábamos a los artistas que podíamos. Era algo que hacíamos a modo de inversión, como un trabajo de estudio en el cual un equipo de vídeo que también colaboraba, pero todo de manera muy altruista. Y claro, llegábamos a los artistas a los que llegábamos y a los que conocíamos. Pero todo esto fue cambiando, creciendo y evolucionando, llegando a crear un calendario: ahora, vamos programando diferentes artistas, mes a mes por estilo. Creemos que todos ellos tienen algo especial que transmitir a la gente. Por eso intentamos no hacer mucha criba y darle la oportunidad a todo el mundo. Pero también es verdad que al tomar las riendas nosotros, decidimos hacer las cosas que nos gustaban. Y es que en el estudio producimos mucho indie, mucho pop, mucha música urbana. Al final, tomamos la decisión un poco en base a lo que nos motiva, pero intentamos hacer hueco a todo el mundo en nuestro calendario.

¿Crees que hacen falta más plataformas de este tipo, especialmente entre las bandas más emergentes?

Bueno, yo de hecho, creo que hay muy pocos proyectos de este tipo: teníamos Balcony TV, teníamos la cadena impulsada por Movistar y un par más. Pero todas han ido bajando la producción e incluso han desparecido. Eso es algo que cuesta un montón, porque al final tienes que mantener a un equipo y es un trabajo que se hace por intentar ofrecer a la gente un trabajo audiovisual de calidad e intentar que bandas pequeñas lleguen a otro tipo de público. Pero creo que este tipo de plataformas son muy importantes, además de que al trabajo audiovisual tampoco se le da la suficiente relevancia.

En relación a esto, ¿cómo ves el panorama musical actual especialmente en estos momentos?

Creo que la situación derivada del COVID ha hecho que todo el mundo esté aturdido. No sé qué va a pasar, pero no tengo ningún tipo de duda de que el sector musical va a buscar las fórmulas que hagan falta para que, a partir de julio que podamos hacer cualquier tipo de evento al aire libre, se lleven a cabo las miles y miles de iniciativas que seguramente surjan. Lo que tengo claro es que se va a reinventar porque es una industria y si no ingresa un mínimo, no sobrevive. Entonces es básico buscar la fórmula, para que todo vuelva un poco a la normalidad. Un panorama que choca con lo que pasa en el estudio: y es que, puesto que muchas bandas han decidido que no podrán tocar mucho, se han propuesto adelantar su proceso de grabación que a lo mejor tenían para invierno o para el año que viene. Todo para volver a la normalidad el próximo año.Esta es un poco mi visión sobre la situación.

Volviendo un poco a las Arctic Sessions, el último vídeo que hemos podido ver es el de Ginestà. ¿Cómo ha sido el trabajo con ellos?

Hay bandas con las que trabajamos porque existe una conexión, una compatibilidad. Y en otras ocasiones, trabajamos con sus productoras, sus managers o sus agencias de comunicación. En esta ocasión, lo hicimos todo a través de José Garanto, que es amigo mío desde hace mucho tiempo y trabaja con múltiples bandas. Además él tiene ya como barra libre en Arctic Sessions [risas]. Entonces fue él quien nos propuso a Ginestà para esta sesión y enseguida dijimos que sí. Y la verdad es que son una maravilla, todo fue muy bien con ellos y eso que no los conocíamos. Pero nos propuso a la banda, estuvimos investigando, dijimos que sí y trabajar con ellos fue un gustazo. Es más, están creciendo cada vez más. Así que esperamos que esto les haya servido un poco como escaparate y de ayuda.

¿Cuáles serán un poco los siguientes pasos de Arctic Sessions?

Pues tenemos en mente los próximos pasos que queremos implementar, aunque no sabemos cuándo, porque todo dependerá de cuánto tardemos en recuperarnos de esta crisis. Uno de ellos, que llevamos tiempo planteándonos, es el de hacer Arctic Sessions en streaming. Normalmente, nosotros lo que hacemos es grabar los vídeos, los producimos y los emitimos. En este caso, lo que queremos es que sea más inmediato y que tenga esa sensación de live, pero con una calidad increíble. Pero este es un reto muy grande, porque hay muy pocas opciones de que eso funcione: es algo complejo que solo las televisiones consiguen. El siguiente reto que nos planteamos es el desplazarnos, dentro de unos años, a otro estudio, un poco más grande para darle otro plató a los vídeos y para tener más capacidad de logística. Pero poquito a poquito.

Durante este tiempo que Arctic Sessions está funcionando, ¿recordáis algún momento especial que recordéis con mucho cariño?

Yo creo que a veces hay proyectos que no te imaginas que van a llegar tan fuerte. Es como, por ejemplo, cuando grabamos a María Rodés, que hizo una versión muy bonita. Ella es amiga desde hace mucho tiempo y se lo propusimos y dijo que sí, además fue de las primeras. Pero cuando empezamos a grabar y escuchamos la canción, se creó un aura bastante mágica a nivel . Quedó muy bonito ya la verdad es que terminamos muy contentos. Ese fue un momento muy especial. Por lo demás, nos ha pasado de todo, como accidentes [risas].

De los que han pasado por Arctic Sessions, ¿qué artista ha sido un descubrimiento a nivel musical?

Pues hay varios artistas que nos han sorprendido. Maïa Vidal fue increíble: fue de los primeros que hicimos y ella tiene un talento inmenso. Pavvla nos gustó mogollón. Fue de los primeros que hicimos y lo grabamos cuando ella apenas tenía un single en la calle y nunca lo llegamos a sacar, lo publicaremos. Además, creció tanto, que volvimos a hacer otra al año siguiente, porque lo cierto es que también tiene mucho talento. Marta Pérez fue otra de las artistas que nos sorprendió. No la conoce mucha gente y es increíble, me alegro mucho de haber podido trabajar con ella. Además de Penny Necklace, Ana Biermann, Intana, CARLA. Todas ellas han sido un gran descubrimiento y nos han gustado mucho, aunque a algunas de ellas no las conocíamos mucho. A muchos otros ya los seguíamos y conocíamos su trayectoria previa, pero también hemos disfrutado mogollón.

Por cerrar un poco, ¿con qué artista os gustaría trabajar y aún no ha pasado por Arctic Sessions?

Es que hay muchísimos, yo tengo ganas de trabajar con muchos artistas. Es infinita la lista [risas]. Pero nos gustaría y tenemos pendiente a bandas como Dorian, Mi Capitán, Miss Caffeína. Grupos más consagrados con los que nos encantaría trabajar. Luego hay bandas más pequeñitas con mucho talento con las que también quisiéramos grabar. Por mí, haríamos un montón, así que no te puedo decir uno exacto. Aunque sí que te puedo decir el siguiente, que con todo lo del confinamiento y el COVID-19 quedó paralizado, que es Ferran Palau. Pero llegará.

También podría interesarte