Mäbu: «Nuestro nuevo álbum está formado por cuatro EPs o pequeños universos»

¿Preparados para adentraros en el nuevo multiverso de Mäbu? Un universo repleto de canciones, agrupadas en cuatro EPs, sobre los que hablamos con la propia María Blanco

En medio de una situación excepcional en la que la cultura y la música se han convertido en verdaderos bálsamos, descubrimos y escuchamos el nuevo trabajo de Mäbu. Y es que el pasado mes de marzo veía la luz «Primavera», el primer EP de adelanto de un álbum que llevará por título «Un Año Después». Cuatro canciones que abren la brecha y que son, verdaderamente, mágicas. A raíz de este lanzamiento, pudimos charlar un ratito por teléfono con María Blanco, compositora y vocalista de la banda. ¡No os perdáis ni un solo detalle!

¿Cómo surge el concepto de «Primavera»?

Llevábamos tiempo sin editar nada nuevo, aunque sí que es verdad que hace un par de años publicamos un recopilatorio recorriendo los temas más emblemáticos de la banda y colaborando con numerosos artistas. Pero realmente, llevábamos tiempo sin publicar material inédito. Entonces le dimos una vuelta y se nos ocurrió crear un proyecto algo más ambicioso, a la hora de presentar un nuevo disco: y es que este nuevo álbum está formado por cuatro pequeños EPs y «Primavera», formado a su vez por cuatro temas, ha sido como el primer adelanto de ellos. Es una manera de crear como un multiverso: universos dentro de un mismo disco, que verá la luz el año que viene.

Cuatro estaciones y «Primavera» que ha visto la luz recientemente. ¿Los demás EPs verán también la luz en su respectiva estación?

Pues esa era la idea inicial. Lo que queríamos en su momento era publicar «Primavera», «Verano», «Otoño» e «Invierno» en su debido tiempo. Pero finalmente, optamos por adelantar únicamente «Primavera» y publicar el disco en noviembre. Aunque con el tema de las nuevas medidas, el álbum puede que lo retrasemos un poco, porque claro, cuando publicamos nuevo material lo que principalmente nos interesa, es poder tocar. Es como la excusa. Pero como ahora no sabemos muy bien qué va a pasar, preferimos retrasar un poco el lanzamiento. Así que, bueno, durante los próximos meses, en vez de sacar el EP de «Verano», lanzaremos los de entre tiempo. Y ya en marzo seguramente vea la luz el disco, que se llamará «Un Año Después». Lo cual nos vendrá genial, porque justo coincidirá un año después del lanzamiento del primer EP.

¿Cómo ha sido todo el proceso cretivo y compositivo?

Realmente, la premisa era intentar extraer la esencia de cada estación a través de las canciones. En el caso de esta «Primavera», buscaba precisamente el remover mucho las sensaciones y de ahí, que una canción que se llame «Terapia». Con este EP buscaba un poco el reseteo de todas las sensaciones: empieza el buen tiempo, el buen humor, estás más optimista, empiezas a cambiar cosas, es como un florecimiento. Todo eso es lo que hemos querido generar en este EP, metiendo al oyente en toda esa sensación. Además, musicalmente hemos reacreado atmósferas que intentaran representar todo este ambiente. A mí la primevera me da ánimos, pero también tiene un toque de melancolía. Precisamente, este punto melancólico es el que siempre hemos tenido nosotros en nuestras canciones.

«Primavera» vio la luz el pasado 20 de marzo, ¿cómo ha sido la acogida por parte del público?

Pues la verdad que brutal, ha sido de las mejores. A priori, nosotros pensábamos que no sería buena idea sacarlo en estos momentos y es que, desde el punto de vista del marketing, era como una especie de suicidio musical. Creíamos que ningún medio de comunicación prestaría atención al lanzamiento del EP en estos momentos y de un grupo que quizás, no es tan conocido. Pero la acogida ha sido bruta, porque le dimos la vuelta y creímos que para la gente sería muy buena distracción el poder disfrutar de este EP. Y creemos que para la historia de Mäbu, el haber publicado un trabajo en este periodod de confinamiento, ha sido una experiencia brutal. La gente nos lo agradeció muchísimo y creo que ese es uno de los mayores logros que puede tener una banda: que el público sea feliz con tu música. Va a marcar nuestra carrera.

¿Crees que la música ha sido una especie de terapia, especialmente estos días?

Sí, la cultura en general y la música en particular. Es muy fácil que nos acompañe: incluso estando haciendo otra cosa en casa, con el piloto automático, es muy sencillo que puedas tener música de fondo, por ejemplo. Y es que yo creo que la música en general, ayuda a inspirar a la gente, a que salga un poco de la rutina, a que sea más creativa. Con la música ha pasado más de lo mismo, aunque creo que nos hemos pasado un poco con tanto concierto en streaming. Que al final, todas estas acciones que se han ido realizando las hemos hecho porque somos muy solidarios y porque nuestro trabajo siempre ha sido muy vocacional y emocional. Entonces estamos acostumbrados a trabajar sin cobrar y a aportar música a gente que lo está pasando mal, es como que nos nace. Y es que nosotros mismos perdemos un poco la perspectiva de que lo que estamos haciendo es un trabajo. Pero bueno, es algo de lo que la gente tampoco tiene la culpa, eso corre más a nuestra cuenta. El público siempre va a agradecer que se le ofrezcan este tipo de acciones, este ocio.

Volviendo un poco al proyecto de Mäbu, quería preguntar sobre el poder del mensaje en vuestras canciones

Más que el mensaje, lo que a mí me mueve a la hora de componer una canción es cómo suenan las palabras con la música. Estoy constantemente trabajando en ello. Que, evidentemente, si no tienen un mensaje, las canciones quedan un poco insulsas. Pero sí que es verdad que en este disco, los mensajes quedaran más claro, sin tantas imágenes, sin tantas metáforas. Aunque la premisa sigue siendo la misma: crear melodrías y ambientes bonitos, a través de metáforas y a través de esa combinación entre palabras y melodías.

¿De qué manera ha evolucionado Mäbu desde sus inicios hasta este punto?

Pues lo que más nos ha hecho evolucionar, indudablemente, han sido los conciertos. Y después de haber hecho tantos, ya que nosotros somos un grupo que se dedica esencialmente al directo, creo que hemos sido capaces de evolucionar de una manera un poco más consciente, sabiendo exactamente qué canciones queremos hacer y cómo hacerlas. Y, bueno, en medio de este proceso, cada vez nos damos más cuenta de que dónde más queremos crecer es en los directos. También nosotros mismos hemos madurado. Todo eso, añadido al hecho de que Mäbu ha sido como el primer proyecto en serio, lo que ha hecho que vayamos a la par, que evolucione y que cambie según mi propio proceso vital.

Y ahora mismo, a pesar de la incertidumbre del momento, ¿cuáles serán los próximos pasos de Mäbu?

Pues por el momento, hemos tenido que cancelar una gira de showcases que ya teníamos programada para presentar el EP y que estaba casi toda ya con las entradas agotadas. De hecho, hemos tenido que moverla al mes de noviembre, hemos devuelto las entradas y vamos a intentar hacer dos pases para cada una de las fechas, ya que muy probablemente tengamos que tomar medidas de aforo. Pero bueno, a las salas les hemos propuesto eso, el poder hacer dos pases el mismo día, aunque eso suponga trabajar el doble.

¿Qué canción de Mäbu identifica mejor el momento en el que estáis y por qué?

Creo que voy a decir «Utopía», porque es la canción que puede definir mejor este momento. Realmente, la canción habla de tener una conversación con una misma, en medio del mundo idílico que muchas veces tendemos a crearnos. Y es que el ser humano tiende mucho a ese pensamiento mágico de que todo irá bien y de que el ser feliz es una constante vital que conseguirás en algún momento. Esa es un poco la utopía que nos montamos en la cabeza y que yo creo que ahora mismo nos representa mucho, porque es como caerse de la parra. Nosotros ahora nos hemos caído y estamos viviendo una realidad que es dura. Una realidad de la que también habla «Utopía». Realidad en la que debe primar el amor a uno mismo.

¿Cuál es la mayor locura que habéis cometido por la música?

Vivir de ella [risas]. Pero sí, sí, dedicarnos solamente a ella y el dedicar todo tu tiempo a hacer lo que te gusta. Creo que el dejar todo por la música, en sí, ya es una gran locura.

También podría interesarte