Emlan: «Tira de la manta es sinónimo de empezar a vivir la vida que siempre has querido»

Irrumpió con su primer tema «Tira de la Manta», pero es que hace poco lo hizo con «Volveremos»: se trata de Emlan, con el que hablamos sobre su proyecto

Bajo el sobrenombre de Emlan, se encuentra Arnau Moreno. Artista que se ha arrancado en su carrera en solitario y que promete dar mucho de lo que hablar. Irrumpió en el panorama musical con su primer tema: con «Tira de la Manta», canción junto a Miki Núñez, nos sorprendía muy gratamente. Aunque esa no era más que la primera sorpresa que nos tenía preparada, y es que hace apenas unos días nos sorprendió con su segundo single, «Volveremos». Aprovechando estos dos esperados lanzamientos, pudimos hablar con él (poco antes de que viera la luz este último «Volveremos»). Le hicimos unas cuantas preguntas por teléfono y esto es lo que nos contó.

Para empezar, nos gustaría conocer un poco a Emlan y saber cómo arranca en el mundo de la música.

Emlan surge un poco como una inquietud, tras varios años participando en diferentes proyectos musicales y de participar con otras bandas, pero no como artista, si no como road manager, backliner…Ya, tras pasar por diversos procesos personales, decido montar mi proyecto, que es este Emlan, que es un poco mi seudónimo. Todo ello, tras pasar por una época en la que estaba decidiendo qué hacer con mi vida, hasta que me decidí a tirarme a la piscina más en lo musical.

Te hemos descubierto con la canción «Tira de la Manta». ¿Por qué esta canción para adentrarnos en el universo Emlan?

Fue un poco por estas ganas de iniciar algo y de lanzarme de lleno a la piscina. «Tira de la manta», en este caso, no tiene nada que ver con descubrir el pastel o destapar una mentira. «Tira de la manta» es sinónimo de levantarse, salir a la calle, empezar a vivir la vida que siempre has querido y nunca has vivido, porque siempre te has puesto pequeñas trabas. Al final, es decidir ser tu propio jefe, tomar las riendas de tu propia vida, para alcanzar lo que quieres. Y es que, al final, muchas veces nos ponemos excusas y nos saboteamos a nosotros mismos. Esta canción representa las ganas de iniciar algo que siempre había querido.

En este tema, además, colaboras con Miki Núñez. ¿Cómo ha sido trabajar con él?

Pues la verdad es que ya había tenido la suerte de trabajar con él en su disco «Amuza» y ya sabía cómo era trabajar con él. Además, Miki es una persona encantadora con todo el mundo y muy buen amigo. Trabajar con él es muy fácil y más después de haberlo hecho en «Amuza». Así que cuando le propuse participar en este primer tema, me dijo que sí enseguida y se tiró de lleno a la piscina. Fue muy guay poder contar con alguien así para sacar tu primer tema, aparte de todo lo que conlleva, es un honor.

Otra de las cosas que nos ha llamado la atención es el arte del single, ¿cómo surge la idea?

La portada tiene como su significado detrás. Todas esas líneas negras, la almohadilla y el resto de elementos que aparecen, representan todos los problemas que hay alrededor de uno mismo: todas aquellas cosas que obviamos o las que decimos que no importan, pero sí que terminan importándonos. Todo ello nos impide avanzar como nosotros queremos. Pero al final, todas estas cosas son las que nos hacen avanzar en nuestro día a día. Es un poco una representación gráfica del mensaje de la canción.

¿Qué importancia tiene el mensaje a la hora de construir las canciones de Emlan?

Yo soy una persona muy pasional y sentimental [risas]. Así que creo que compongo a base de mensajes. Aunque primero creo como el concepto y lo que quiero transmitir, y luego ya compongo la canción. Lo cierto es que no sé crear una canción sin saber lo que voy a decir, aunque en ocasiones sea la música lo primero que creo. En cualquier caso, ya sé de qué va a ir la canción y lo que va a transmitir. Así la importancia del mensaje o del contexto es total. Y sabía muy bien que para mi primer single como Emlan, quería decir eso y transmitir eso: aunque no supiera que quisiera decirlo de esa forma en concreto o con esa colaboración o con esa actitud. Así que creo que la importancia es total: creo que no hay canciones sin mensaje.

Y a nivel musical, ¿cómo construyes todo lo que es el universo sonoro de Emlan?

Buena pregunta. Yo compongo con muchas herramientas y con muchos instrumentos virtuales, lo cual tiene sus ventajas y sus desventajas. Pero yo me lo he tomado más como una ventaja, porque me permite tenerlo todo a mano y a mi alcance. Unas facilidades que a lo mejor de otra manera no podría tener. Entonces, yo diseño la producción de mis canciones como creo que va a llegar mejor el mensaje. Es decir, si creo que poniendo un sintetizador, determinada frase va a llegar mejor, porque ese sonido le da valor al mensaje, pues pongo ese sonido. Y todo lo hago así, con cada parte de la canción. Así y todo, me encantan las percusiones, los vientos, las guitarras eléctricas y las distorsiones son mi debilidad. En definitiva, todo ello conforma el universo Emlan.

Tras este «Tira de la Manta», ¿cuándo podremos seguir escuchando nuevos temas de Emlan?, ¿habrá disco o irás lanzando singles poco a poco?

Ahora mismo, la idea que está planteada sobre la mesa es la de ir sacando singles y en un futuro, que no está decidido, ni se sabe ni nada, un posible disco sí que se plantea. Pero aún no. De hecho, dentro de muy poquito verá la luz nuestro segundo single [*llegó, de hecho, hace apenas unos días*]. Y seguramente habrá tercer y cuarto single. Ya después, podremos hablar de otras cosas. Pero ni el tema disco ni EP están definidos por el momento.

Cambiando de tercio y debido a la complicada situación que estamos viviendo, ¿crees en el poder curativo de la música?

Creo que la música juega estos días un papel muy fundamental por varias razones. La primera es que para los que creamos música, nos sirve como vía de escape para salir del sitio en el que estamos encerrados, pero sin salir. Para los que escuchan música, también es una vía de escape para abstraerse: y es que cerrando los ojos y cantando tu canción favorita, puedes viajar a cualquier lugar sin moverte de casa. Creo que la música lo es todo y que sirve, bien como vía de escape o bien como fuente de inspiración o diversión.

El futuro ahora mismo es un poco incierto, pero ¿cuáles serán los próximos pasos de Emlan?

Pues tenemos previsto el lanzamiento de «Volveremos», que verá la luz en breves. Además, también actuaremos en el Primavera Pop, que inicialmente iba a ser en abril, pero que finalmente lo haremos el 21 junio en Rubí. Y, bueno, mientras tanto tengo en mente continuar creando y continuar compartiendo temas, para que tengan otro aire y no solo se queden como en mi terreno. Paso a paso.

¿Qué canción define mejor el momento en el que estás y por qué?

Pues creo que una de las canciones que mejor definen el momento en el que estoy es «Monstruos y Alimañas» de Dinero. Y si tuviera que decir una propia, creo que la que más me identifica es este nuevo single, «Volveremos» por la letra y, bueno, por las explicaciones que he estado dando a través de redes sociales. Es el mejor reflejo de la situación que acabo de pasar ahora y de cómo me siento. Define muy bien mi estado de ánimo, mi mood.

¿Cuál es la mayor locura que has cometido por la música?

Pues creo que dejar todos los trabajos que tenía de ingreso fijo y ponerme por y para mi proyecto. Aparte de, bueno, pillar aviones, viajar porque sí, hacer videoclips en sitios muy concretos. Y, claro, todo eso por arriesgarme, por dejarlo todo y por lanzarme a la piscina, musicalmente hablando. Creo que es lo más loco y lo más valiente que he hecho.

También podría interesarte