Cabana: «Somos Fauna es un trabajo muy potente y cañero»

Ya están aquí con su primer trabajo, con el que han abierto la brecha: se trata de Cabana, quienes nos hablan sin tapujos de su primer «Somos Fauna»

Los conocimos en un pequeño Café La Palma, actuando junto a nuestros (también) amigos de Denea. Desde entonces, han pasado cerca de tres años y la verdad es que no podemos estar más orgullosas de su evolución. Se trata de Cabana, quienes están de enhorabuena porque acaban de irrumpir con su primer EP. Un EP cargado de energía y positivismo. Un EP que lleva por título «Somos Fauna». Aprovechando que queríamos conocer más a fondo el proyecto, hablamos por teléfono (y cada uno desde su casa) con Alejandro Herrera y Néstor Peñate, miembros de la banda. ¡No os perdáis la entrevista!

¿Cómo surge el concepto de «Somos Fauna»?

«Somos Fauna», inicialmente, iba a ser solo un single. Pero después de estar analizándolo, decidimos que teníamos suficiente material y que con tres temas más, podíamos hacernos un EP. Entonces nos liamos la manta a la cabeza y seguimos grabando. Así que, en principio, este «Somos Fauna» viene por aquel primer single.

¿Cómo fue todo el proceso creativo y compositivo?

Normalmente, siempre trabajamos de la misma forma: Ale suele traer ideas, los primeros bocetos al local de ensayo. Trae pistas melódicos, pistas con las primeras secuencias y ya en el estudio, juntos, comenzamos a darles forma. Todo ello a base de tocarlas, tocarlas y tocarlas. Y poco a poco, vamos añadiéndoles cosas. Luego ya entra en juego nuestro productor, que es Alberto Martín. Es él quien da su toque, que es bastante notorio y especial. Ya, a partir de este punto, comenzamos a grabar.

¿Cómo fue volver a trabajar con Alberto Martín?

Pues la verdad es que Alberto nunca ha dejado de formar parte de Cabana, es un miembro más de la banda, el que está en la sombra. Y es que aunque no se le vea en los escenarios, siempre está presente, siempre está detrás. De hecho, es en quien confiamos plenamente: todos los temas tienen que pasar por su criterio. Y la verdad es que trabajar con él es un lujo, porque desde el primer momento nos captó y sabía lo que queríamos. Además, coincidimos mucho en los gustos musicales que tenemos. Así que, en estos momentos, es nuestro productor ideal.

¿Cómo ha sido la acogida de este «Somos Fauna»?

Pues creemos que ha sido muy positiva. Es nuestro primer producto y es muy difícil meterlo y pegar un bombazo de repente. Lo bueno es que estamos formando muy buen equipo: estamos con Nacho Gamboa de All Sounds trabajando mucho y haciendo muchas acciones de promo. Así que, aunque sea difícil, por ahora estamos muy contentos con todo lo que estamos haciendo y con todo lo que está llegando. Hay que mantenerse.

En el EP encontramos colaboraciones como la de Frank.T. ¿Cómo se da, cómo surge?

Cuando estábamos componiendo y produciendo «Estatua de Sal», que es el tema que tenemos con Frank.T, nos dimos cuenta y tuvimos claro que teníamos que tener en esa canción a un rapero. Entonces, el antiguo guitarrista de la banda, Juan Carlos Rico, tenía la posibilidad y el contacto de llegar hasta Frank.T. Así que llamamos a la puerta, con la enorme suerte de que se abrió y de que él aceptó. De hecho, le mandamos el tema, nos dijo que sí y, además, le encantó. Enseguida aceptó también a escribir él una parte y rapearla. Y así fue. Luego se vino un día al estudio para grabarla y lo cierto es que nos quedamos con la boca abierta: es un artistazo y tiene una presencia increíble. Para nosotros fue una gozada poder aprender de él, que es una de las grandes figuras del hip hop en España.

«Kamikaze» fue uno de los adelantos de este trabajo. ¿Por qué este tema y cómo surge también toda la idea y concepto del videoclip?

Una vez tuvimos los cuatro temas del EP listos, fuimos preguntando a la gente cercana que había escuchado el disco. Y la verdad es que la opinión fue generalizada: prácticamente todos coincidieron en que ese tema tenía que ver la luz como primer single. A nosotros no nos parecía descabellado, pues nos parecía que esa canción había quedado bastante potente. Por eso, decidimos publicarlo como primer single y, además, acompañado de su videoclip. Videoclip un poco loco, que se le ocurrió a Ale en base un poco a la temática del tema. Así que, con todo ello, tiramos hacia delante.

Una de las cosas que más me ha llamado la atención es el arte del disco. ¿Cómo surge todo ello y qué importancia tiene la imagen para Cabana?

El tema del arte lo dejamos en manos de la diseñadora, que María A (@ladyantoni_). Sí que le dimos algunas pinceladas, porque «Somos Fauna» es un trabajo muy potente y cañero. Entonces ella fue tirando de ahí. Y la verdad es que ha hecho un trabajo magnífico.

Os conocimos en 2017 con «Nervio». ¿Cómo ha evolucionado Cabana desde ese momento?

«Nervio» lo sacamos en 2017 con la idea de comprobar si lo que estábamos haciendo nos estaba llevando por la dirección correcta y de si al público le gusta. Entonces lo publicamos y el feedback fue bastante positivo, a la gente le gustó tanto la canción, como el concepto que teníamos. Fue como un buen punto de partida: a partir de entonces, seguimos trabajando en el local, durante horas, horas y horas. Así y todo, siempre hemos tenido clara cuál es la línea que la banda tenía que seguir. Así que todo lo que ha pasado entre «Nervio» y el punto actual, ha sido una evolución natural de la banda. Además, creemos que nos hemos sabido adaptar muy bien a todos los cambios que ha experimentado la música en general: y es que la música que escuchábamos en 2017 no es lo mismo que escuchamos ahora. Pero creemos, y en este trabajo se aprecia, que hemos sido capaces de evolucionar sin perder la esencia y manteniendo nuestra identidad sonora.

¿Cómo definiríais esa identidad sonora de Cabana?

Nosotros diríamos que tiene unas bases electrónicas con ritmos bastante marcados, mezclado con unas voces y melodías mucho más actuales, más pop. Sin olvidarnos de los riffs cañeros y potentes, que tienen ese toque quizás más rockero.

Hablábamos de 2017 como el año de «Nervio», pero 2018 también fue intenso: girasteis con O’Funk’illo, La Pegatina o Rosendo. ¿Cómo os han cambiado estas experiencias?

Estas experiencias no es que nos hayan cambiado, es que nos han aportado. Lo cierto es que nos han dado muchísimo recorrido y creemos que para una banda es muy importante el haber actuado en diferentes escenarios y ante gente diferente. Todo eso va sumando y va haciendo que crezcas y evoluciones. Aún así, todavía queda mucho trabajo por delante y en ello estamos.

Es cierto que estamos viviendo unos momentos complicados y de incertidumbre, pero ¿qué hay de los próximos pasos de Cabana?

De momento, la fecha más destacada que tenemos es la del 28 de mayo. Este día tenemos concierto de presentación de «Somos Fauna» en la Sala Siroco. Siempre y cuando, no se alargue esta situación. Ya, a partir de ahí, seguiremos trabajando. Y es que tenemos alguna otra fecha, pero está en el aire. Principalmente, lo que nos gustaría hacer es seguir tocando: no dejar de tocar. Y, por supuesto, seguir creciendo.

¿Qué canción de Cabana define mejor el momento en el que estáis y por qué?

Pues yo creo que ahora mismo no hay una canción específica que defina el momento en el que está Cabana. Sí que hay una que nos gustaría hacer cuanto antes, que es la canción que tenemos en el EP que se llama «Hotel Belén». Y es que nos cuenta un poco la historia sucedida en una fiesta en casa de unos amigos y, ahora mismo, nos gustaría poder volver a unos momentos similares. Salir, revivirlo, pasarlo bien, sin preocupaciones. Aunque, en general, todo el EP sigue un poco toda esta tónica de querer seguir adelante, de una manera muy positiva.

¿Cuál es la mayor locura que habéis cometido por la música?

Pues quizás diríamos el venirnos a Madrid. Porque ser de Canarias y vivir de la música al nivel que nosotros queremos es sumamente difícil por la barrera geográfica natural que tenemos por medio. O sea, que si el venirnos a Madrid hay que definirlo como locura, diríamos eso. Hasta el momento, al menos, sí que lo es.

También podría interesarte