Naranja: «Todas tus letras es un álbum de fotos de todo lo que nos ha pasado»

El pasado 21 de febrero veía la luz el nuevo álbum de Naranja: un álbum especial, titulado «Todas tus letras», del que hablamos con la propia banda

Naranja están de enhorabuena y es que hace apenas semana y media, publicaron su nuevo trabajo. «Todas tus letras» ya es nuestro y lo es, tras todo un breve pero intenso recorrido de infarto de la banda. Y es que cuando el talento existe, es imposible que no fluya. Y, precisamente, aprovechando que esta perla ya está en la calle, pudimos hablar con Pablo López (voz y guitarra). ¡Mucha atención a todo lo que nos contó!

¿Cómo surge el concepto de «Todas tus letras»?

Pues es un disco que, respecto a la música, está centrada en estilos muy concretos, sobre todo, en movidas sesenteras que nos han influido mucho, como Los Pekenikes o Micky y los Tonis; y movidas setenteras un poco más duras, como Led Zeppelin. Aunque, probablemente, una de las referencias más claras de los últimos años para nosotros ha sido Lori Meyers. A todas estas influencias, también se ha sumado el hecho de que queríamos que este disco abriera con un tema y cerrara con otro relacionado, como cerrando el círculo. Ya, a nivel de letras, «Todas tus letras» es una especie de álbum de fotos de todo lo que nos ha pasado durante este tiempo.

Hablando un poco de lo que es el sonido de este disco, nos hemos dado cuenta de que «Todas tus letras» tiene, especialmente, un inicio muy envolvente que nos mete de lleno en el universo Naranja

Sí, precisamente, el tener una canción que abre y otra que cierra más tranquilas, en comparación al resto de canciones del álbum, hace que te vayas metiendo poco a poco en el disco. Escuchas el primer tema, te relajas, empiezas a adentrarte, para seguir después con la parte más rockera y movida del disco, aunque a mitad te encuentras «Hilo de seda» que es más la típica balada que hay en todo disco [risas]. Y luego ya el final cierra de una manera más cíclica. Creo que, en ese sentido, el disco fluye bastante bien.

¿Cómo ha sido todo el proceso creativo y compositivo del álbum?

Pues, más o menos como todas las canciones que hacemos, empiezo yo con una melodía o unos acordes. Luego lo llevo yo al local y allí empezamos a desarrollar y definir entre todos. Si vemos que tiene sentido y recorrido, continuamos con la canción hacia delante y si no, enseguida la banda me corta y me dice: «esto no tiene ningún sentido» [risas]. Pero sí, al final, es un proceso compositivo en el que estamos todos envueltos.

Una vez ya en estudio, ¿cómo fue el trabajo de producción con Víctor L. Pescador?

Fue muy fácil, la verdad es que Víctor es un tío majísimo que pilota un montón. Y, además, mola mucho porque es muy todoterreno. Cuando grabamos nuestro primer EP también estaba él o cuando hicimos el tema de «Bajo la Red», para TVE, nos echó un cable. Se adapta a todos los estilos y escenarios, y eso mola mucho, porque es alguien con el que puedes contar y del que puedes tirar para absolutamente todo.

«Te Extraño» fue el single de este nuevo trabajo, ¿por qué escogerla como avance?

Pues yo creo que del disco, es la que más destaca y la que más puede recordar a nuestro anterior trabajo, a «Extraños Equilibrios». De hecho, cuando surgió esta canción, estábamos aún con nuestra gira anterior y no teníamos nada planeado de «Todas Tus Letras». Pero nos gustó, porque nos parecía un tema directo, que era fácil de escuchar y que tiene lo que todo single tiene que tener: un vídeo potente y una melodía clara. Por eso lo escogimos.

Me ha llamado especialmente la atención la portada y todo lo que es el arte del disco, como que cada canción tenga su propia imagen y que se vea todo tan reflejado. Asumo que este tema es importante para Naranja.

Sí, bueno, de todo lo que es el arte del disco, se han encargado Antonio Copete y Ezequiel Barranco. La verdad es que les explicamos un poco de cada uno de los temas, porque cada uno de ellos habla de una cosa o experiencia muy concreta. Al final, han ido recogiendo todas esas referencias y las han sabido plasmar muy bien, tanto en la portada del disco, como en el propio libreto. La propuesta nos encantó, porque sigue con la idea que te comentaba del álbum de fotos que recoge todas nuestras vivencias, de las cosas que nos han pasado.

¿Cómo ha evolucionado Naranja desde «Toronto» y qué queda de ellos?

Yo creo que desde que sacamos «Toronto», hemos ido depurando mucho el sonido. También es que éramos muy jóvenes, teníamos unos 15 años. Entonces ha sido una evolución enorme, lo que supone crecer desde los 15 hasta los 22 que tengo ahora [risas]. ¡Imagínate ya como banda! A todo eso, sumándole experiencias como ganar el Vodafone Yu y el haber estado un año de gira con Lori Meyers. Nos ha servido para ver cómo funcionamos nosotros, cómo trabajamos con otra gente y cómo funcionan proyectos más grandes.

El 19 de marzo arrancáis con la gira en Madrid, ¿cómo lo afrontáis?, ¿no os impone la Sala El Sol?

¿Tocar en una de las salas más míticas de Madrid? [risas]. La verdad es que lo afrontamos con muchas ganas y con mucha ilusión. Vamos con la intención de reventarla.

Tras este concierto, ¿cuáles serán los próximos pasos de Naranja?

Pues la verdad es que iremos a donde nos quiera llevar el disco. Sí que es cierto que quisiéramos visitar algunas ciudades más, en las que sabemos que tenemos algo de público interesado en vernos. Y luego de ahí, lo que vaya surgiendo. No nos queremos cerrar puertas en ningún momento.

¿Qué canción de Naranja identifica mejor el momento en el que estáis y por qué?

Es difícil, ¿eh? No sabría qué responderte en esta. Ahora estamos en un momento de últimos preparativos, una época convulsa y de muchos nervios. Así que creo que la de «¿Cómo te va?» podría ser una opción, porque tiene una parte melódica como muy loca, que cambia de compás. Y creo que estamos justo en ese momento de cambio de compás.

¿Cuál es la mayor locura que habéis cometido vosotros por la música?

[Risas]. ¡Buah, no sé! Bueno, durante la gira con Lori Meyers pasaron bastantes locuras, aunque no hay muchas que se puedan contar [risas]. Una que sí que puedo contar, aunque si se entera mi padre me mata, es que en un fin de semana hicimos Galicia, País Vasco, Valencia y ya de ahí, Madrid. Que no es una locura, porque muchas bandas se hacen tantos kilómetros. Pero sí que fue una matada bestial de carretera en muy pocos días. Para nosotros fue duro, pero muy divertido. Y es que vimos el mar el Galicia, nos tomamos un pintxo en País Vasco, vimos nevar en Teruel porque nos pillaba de camino, y en Valencia nos bañamos en la playa.

PRESENTACIÓN

«TODAS TUS LETRAS» (NARANJA)

19 de marzo

Sala El Sol (Madrid)

· Entradas disponibles en Wegow ·

También podría interesarte