Penny Necklace: «Para componer, hay que dejarse llevar y yo lo estoy haciendo»

Es una de las artistas con mayor sensibilidad que conocemos: es Penny Necklace, a la que entrevistamos hace algunos días, tras la salida de «Líquidos»

Es una de las artistas a las que más tiempo le hemos seguido la pista y no es para menos: desde la primera vez que la escuchamos, algo de nosotras se quedó con ella. Se trata de Penny Necklace, quien recientemente ha estrenado su nuevo EP, «Líquidos». Precisamente, al hilo de este lanzamiento, pudimos hablar con ella: conocimos mejor su proyecto y nos adentramos en su particular y especial universo.

«Líquidos» acaba de ver la luz, un EP especial que forma parte de todo un trabajo muy bien conceptualizado. ¿Cómo ha evolucionado el proyecto desde su inicio?

Creo que está siendo un proceso creativo del cual está siendo la gente partícipe. Sí que es verdad que tengo un esquema en la mente y que en base a eso, voy generando unas piezas dentro de un concepto, pero lo voy reformulando constantemente. Creo que eso también forma parte del proceso, el no ponerte límites y no cerrarte puertas, el dejar que determinadas situaciones o personas te vayan inspirando durante el tiempo que pasa de un EP a otro. Hay que dejarse llevar y eso es lo que estoy haciendo. Cuando es época de grabación, me meto mucha caña para generar las piezas, que después pasan por una fase importante de postproducción. Hay cosas que se quedan en barbecho para después rescatarlas y trabajar en ellas. Voy sacando las cosas periódicamente, para tener como esa continuación, pero no dejo de abrirme y de hacer en unos meses lo que, a lo mejor, otros artistas hacen en dos años.

Al ser tan pausado, ¿cómo está siendo todo el proceso creativo y compositivo de este proyecto?

¡Bien! La realidad es que lo estoy compaginando con la vida más cotidiana. Al final, voy avanzando cuando consigo cuadrar todos los ratos libres o de vacaciones con los de la banda y con los del productor. A veces incluso es cuando consigo todos los medios para poder seguir avanzando. Creo que es un ritmo en el que estoy sumida y que se ve reflejado en lo que puedo hacer.

Hace unos meses en una entrevista previa, hablamos del tema de la sinestesia, que es un poco el hilo conductor de estos EPs. ¿Por qué hablar precisamente de ella?

Sencillamente, es un tema que me interesó muchísimo. Tuve la casualidad de coincidir con alguien que era sinestésico y me producía mucha curiosidad. Considero que la sinestesia es un súper poder. Justo a raíz de ahí, comencé a leer sobre ello y creo que es un tema como un tanto onírico, como que la gente no termina de aterrizarlo o entender del todo en qué consiste. No es algo como demasiado científico y, además, cada sinestésico tiene como sus propias asociaciones. Es un súper poder. Y es algo que se presupone que tienen los niños al nacer, pero luego se separa. Imagínate seguir teniendo esa frescura y esa conexión en su cerebro. Me parece maravilloso tener todos tus sentidos conectados y tener la capacidad de desarrollar más de cinco. Yo no soy sinestésica pero sí que intento buscar esas conexiones raras con mi música y que, después, la gente interprete y sienta de diferente manera cuando la escucha.

Volviendo un poco a «Líquidos»: ¿cómo ha sido la acogida del EP?

Pues la verdad es que ha sido muy buena. Vio la luz el primer tema como single, ahora ha visto la luz «Aceite» como videoclip y ahora estamos trabajando para crear un nuevo vídeo. Mi intención es seguir rodando aún más este EP, tocar dentro y fuera de Madrid, y seguir trabajando. A su vez, estoy terminando de producir «Gaseosos», a ver si para después de verano puede ver la luz el disco.

Foto: Joe Sámano

Nos ha llamado la atención los temas que forman parte de este «Líquidos». ¿Por qué «Agua», «Sangre» y «Aceite»?

Cuando yo me lo planteé, pensé un poco lo mismo. En primera instancia, quise ir al mínimo común múltiplo, a lo básico. Por eso, escogí el «Agua» como primer tema, porque es el alimento básico, el primer rasgo de vida y es que todo está compuesto de agua. Luego, a raíz de eso, había un tema del que quería hablar: recientemente he debutado como diabética de tipo 1, así que, el hecho de medirme el azúcar en la sangre se ha convertido en mi día a día. De ahí que introdujera «Sangre» dentro de «Líquidos». En cuanto a «Aceite», creo que es la amalgama que une estos dos líquidos, uno denso y otro más cristalino. Además, quería utilizarlo para hablar de un rasgo que me gusta mucho, que es el de fluir, el de engrasar una máquina. Finalmente, por su propio peso, fueron las tres ideas que más me convencieron.

En todo este proceso, Víctor Cabezuelo ha sido una pieza importante, especialmente en lo que respecta a la producción. ¿Cómo ha sido trabajar de nuevo con él? 

En realidad, cada vez que planifico mis tiempos para componer y grabar, al primero al que le pregunto es a Víctor. Y a raíz de sus fechas, empiezo a planificar yo las mías. Ahora mismo, no concibo hacer nada sin él. Aunque, bueno, también entiendo que cada uno tiene su propio camino y en cualquier momento, podré trabajar con otra persona. Pero ahora mismo, forma parte de Penny Necklace.

Junto a Víctor, tú has estado co-produciendo. ¿Volverías a repetir la experiencia de formar parte tan activa?

Sí, en realidad, no sé muy bien dónde está la barrera. Porque estoy aprendiendo mucho, me estoy metiendo mucho en la preproducción de los temas y el tiempo que puede invertir Víctor es para estar en el estudio grabando y avanzando. Entonces creo que hay muchas cosas que vienen ya bastante machacadas de casa, también porque el género, la electrónica es un poco así: tiene muchas capitas y muchas texturas. También creo que es un poco por mi manera de componer: paso tiempo en casa, con el ordenador y en solitario, trabajando en las nuevas canciones. Tal y como está compuesto el proyecto a día de hoy, es la única manera que se me ocurre y seguirá siendo así.

«Aceite» ha sido el último tema en salir junto a su videoclip. ¿Cómo surge la idea del mismo?

Surge un poco por la idea que te comentaba de fluir, de dejarse llevar, de buscar una solución a los problemas. Resulta que nos fuimos de viaje a Ámsterdam y Rotterdam y con el móvil grabamos otra ciudad, otro ambiente, otro entorno urbano. Una idea que me gustó bastante y que me apeteció contar. Además, yo estudio arquitectura y estuvimos viendo muchos edificios interesantes de ambos lugares. Con todo eso, me volví un poco loca con el neón, que brotó sin más y se ha convertido ahora un poco en el sello de identidad de «Aceite» y de «Líquidos», incluso. En definitiva, tenía claro que quería dejar fluir y mostrar algo bonito, con los medios que tenía. Y creo que quedó bastante auténtico.

¿Cómo construye Penny Necklace ese sonido tan particular que tiene?

Pues tengo muchas referencias, la verdad. Y cuando algo me sorprende, intento desmigarlo al máximo y ver qué tiene esa persona para que haya realizado dicha obra. Luego también, muchas veces comienzo composiciones con las que experimento y que terminan mutando en otras. Además, tengo muchas referencias visuales que se entremezclan: trabajos de los 90′ que se juntan con temas más actuales. De ahí el mix. No considero que haga un género en concreto, aunque sí que es verdad que me interesa la electrónica y la psicodelia, y que he escuchado mucho pop. Así que intento tenerlo todo presente, porque todo ello determina un poco quién soy.

¿Cuáles son los próximos pasos de Penny Necklace?

Mi intención era tocar todo lo que pudiera, aprovechando el verano y la época festivalera. Aunque sí que es verdad que, en determinados puntos, es complicado que el proyecto de Penny Necklace encaje en determinados lugares. Entonces quiero continuar, pero ya con vistas al año que viene, de seguir bookeando sitios y propuestas diferentes. También quiero invertir esfuerzos en componer, en grabar, en crear nuevos y mejores videoclips, mejorar mis conciertos y poder ofrecer directos en lugares en los que la gente disfrute. Al fin y al cabo, me gusta ir a sitios donde quieran escucharme.

Un escenario en el que tocar.

En el Festival Sinsal, que se celebra en Galicia. La gente se sube a un barco sin saber qué artistas van a actuar.

Un escenario al que volver.

Me apetece mucho volver al Sonorama, en el que ya estuve hace cuatro años, y al fin vuelvo este 2020,

Un artista o banda con quien compartir escenario.

Es un poco idea loca, pero hace algunos días alguien lo comentó y me pareció genial: el hacer un festival con todas las bandas amigas. Con Rufus T Firefly, con Lázaro, con Ambre.

Qué canción de Penny Necklace identifica mejor el momento en que estás y por qué.

Yo creo que sería «Sangre», porque es mi favorita ahora mismo y estoy preparando el set ahora mismo, con interludios, para que las canciones fluyan de unas a otras como un viaje continúo. En eso creo que está muy involucrada la electrónica y esta es la canción más electrónica que tengo ahora mismo.

También podría interesarte