Gomad! & Monster: la combinación perfecta de rock y electrónica

A raíz de la publicación de su reciente trabajo, «The Inner Encouraged Desire», hablamos con los madrileños: y mucha atención a lo que nos cuentan

Son la combinación perfecta de géneros. A medio camino entre la electrónica y el rock, Gomad! & Monster han sabido hacer de ello su mejor seña de identidad. Y así lo han demostrado en su último trabajo, que vio la luz el pasado mes de diciembre: «The Inner Encouraged Desire» ya es nuestro, para mostrarnos la mejor versión de la banda madrileña. Una versión adulta y madura, en la que han sabido volcar a la perfección sus ocho años de carrera.

¿Cómo surge el concepto de «The Inner Encouraged Desire»?

Pues surge de la necesidad de ofrecer tanto al público como a los promotores un larga duración, porque hasta este momento sí que habíamos lanzado singles sueltos y EPs, pero no teníamos publicado ningún LP como tal. Y, sobre todo, en algunos viajes (especialmente cuandos salíamos fuera de España), nos lo pedían mucho. Se les hacía muy raro, especialmente estando dentro de la escena rock, aunque es cierto que nos movemos entre ella y la de la electrónica. Así que, bueno, en ese sentido sí que nos reclamaban más un álbum.

El disco vio la luz el pasado 13 de diciembre y me gustaría saber cómo ha sido la acogida. 

Pues la verdad es que estamos muy contentos. El disco salió de la mano de Maldito Records y haber salido de la mano de un sello con tan buen nombre y con tanto recorrido a lo largo de los años, ya es positivo. Lo cierto es que llevábamos tiempo sin publicar canciones y creemos que estos temas están funcionando muy bien y que, además, están siendo muy agradecidas. En definitiva, estamos de momento muy contentos con la recepción.

«Virus» fue el último single escogido antes de la publicación del disco. Además, llegó acompañado de su videoclip. ¿Por qué escoger esta canción y cómo surge la idea del clip?

Escogimos una lista de canciones para presentar el disco, antes de que éste viera la luz. Esta selección estaba formada por temas que pensábamos que reflejaban, de manera correcta, la idea general del disco. Y «Virus» probablemente sea la parte más rockera, más metalera, más cañera del disco. En cuanto al clip, inicialmente, iba a ser un videolyric, pero desde Maldito Records, que fueron los que realizaron el videoclip, vieron que había muy buen material y nos pidieron grabar unas imágenes extra. Al final, la cosa se fue liando y fue creciendo tanto, que se quedó el videoclip. Y la verdad es que estamos muy contentos con el resultado y muy agradecidos con Maldito.

Os movéis mucho entre el metal, el rock y la electrónica. ¿Podríamos decir que esta mezcla de sonidos es el sello identificativo de Gomad! & Monster?

Sí, sin duda. Desde el principio, para nosotros, una de las partes fuertes del proyecto era esta: el hecho de combinar de la mejor forma lo mejor de estos dos mundos, de la electrónica y del rock/metal. Es algo que nace a la par que nace el proyecto. Además, creíamos que en España no estaba muy bien aprovechado este nicho, así que no lo dudamos. Sí que es verdad que, inicialmente, la banda nace y se mueve más por el mundo de la electrónica, pero con el paso de los años, nos hemos movido más hacia la parte del rock. Creemos que, a día de hoy, es la síntesis que más nos llama la atención.

Al hilo de esta pregunta, me llama la atención un término que acuñasteis que es el de «rave&roll». ¿Cómo identifica esta definición a Gomad! & Monster y qué entendéis por él?

No recordamos muy bien el momento en el que nace. Pero te diríamos que surge en el momento de definir como nuestro grito de guerra. Lo cierto es que nos pareció una definición muy curiosa, por el juego de palabras y porque creemos que nos identifica bastante bien. Aunque no intentamos que sea ninguna etiqueta, ni ningún género musical. Simplemente, tratamos de tener una forma de presentarnos al público.

¿Cómo fue todo el proceso creativo y compositivo de «The Inner Encouraged Desire»?

Pues el proceso de creación de este álbum ha llevado, aproximadamente, tres años, que fue cuando comenzamos a trabajar en las primeras canciones de «The Inner Encouraged Desire». Estábamos trabajando con un productor que se llama Jordi Calviño, muy conocido en la escena drum&bass. A él le fuimos presentando una serie de canciones, que después trabajábamos en mezcla y master. A su vez, comenzamos a trabajar otra serie de canciones con un productor venezolano que se llama Zardonic, también del panorama drum&bass.  Como te comentaba al principio, nosotros veníamos de haber publicado EPs y singles. Entonces según pasaron los años, se fueron acumulando una serie de canciones que podrían definir de una manera más amplia el punto en el que nos encontrábamos, además de mostrar mejor todas nuestras facetas. Esa fue una motivación muy importante. Además, luego nos llegó mensaje de Maldito Records, lo cual para nosotros fue una alegría. Así que nos terminamos de decidir a continuar.

En este disco habéis contado con numerosas colaboraciones, como «The Game Shop», «Cloud9+», Jon Howard, Coppa o Matt Rose, entre muchos otros. ¿Cómo surgen todas ellas?

Pues la mayoría de estos artistas que colaboran con nosotros, los conocemos a través de Zardonic, uno de los co-productores del disco. Es un profesional con mucha carrera en la escena y tiene muchísimos contactos. Por lo tanto, fue él el nexo en común. Al final, todos estas estas colaboraciones creemos que encajan muy bien con nosotros y estamos muy contentos. Además, con todos ellos, aprovechamos todas las ventajas de la tecnología para poder grabar las voces, aún estando a distancia. Y es que hay mucho proyecto internacional entre los colaboradores. Este fue un aspecto que cuidamos mucho, ya que nos gusta encontrar la voz perfecta para cada tema. Y creemos que lo hemos conseguido, estamos muy contentos con el resultado.

Tras ocho años de carrera, ¿cómo ha evolucionado Gomad! & Monster desde sus inicios?

Pues una barbaridad. Comenzamos en fiestas de electrónica e inicialmente, nuestro sonido era muy básico. Por ejemplo, Ivy, nuestro batería, llevaba una caja y un timbal base y tocaba de pie. También teníamos una imagen menos cuidada: por aquel entonces, teníamos unas máscaras peores. E incluso nuestro directo no estaba tan trabajado. Todo eso, sumado al hecho de que no teníamos formación ni experiencia previa en música electrónica, hasta que iniciamos el proyecto. Lo cierto es que nos hemos visto obligados a trabajar mucho en muy poco tiempo, pero siempre con resultados muy positivos. Porque, al final, siempre hemos recibido un feedback muy positivo con el público. Así que estamos muy contentos, jamás nos plantearíamos dejar de hacer lo que hacemos.

Tras la publicación del disco, llega el momento de la gira. ¿Cómo la afrontáis?

Pues con muchísimas ganas, no podía ser de otra forma. Nuestro manager está trabajando en las fechas de presentación de nuestro álbum, por lo que aún no podemos concretar demasiado. Pero lo que sí que podemos avanzar es que visitaremos ciudades como Bilbao, Madrid, Sevilla, Murcia o Castellón, entre muchas otras. Todo ello, hasta verano. A partir de entonces, trataremos de entrar al circuito de festivales.

Para cerrar la entrevista, me gustaría saber: ¿cuál es la mayor locura que habéis cometido por la música?

Pues la mayor locura que se me ocurre que hemos podido cometer por la música es descuidar un poco nuestra propia vida. Tenemos momentos muy locos en la carretera, sobre todo. Tener que viajar entre tres ciudades en apenas un fin de semana y durmiendo muy poco, a veces nos ha jugado malas pasadas y nos ha hecho pegarnos sustos en la carretera. Y la mayoría de anécdotas que hemos contado entre nosotros, giran un poco alrededor de esto, de los peligros que nos hemos encontrado en la carretera en más de una ocasión.

También podría interesarte