Viviendo, desde dentro, el Mercat de Música Viva de Vic

Parecía que no, pero la lluvia dio tregua en Vic y pudimos disfrutar de los conciertos en el escenario de Cases de la Música: con FOK, Relat y Tribade

La semana pasada y por 31a edición, el Mercat de la Música Viva de Vic regresaba al corazón de Cataluña para atraer a todo profesional y amante de la música posible. Y allí que estuvimos, por primera vez en nuestras vidas, entre alguna que otra reunión y entre algún que otro concierto. Trabajando, vamos. Y aunque estuvimos demasiadas horas, la verdad, es que fue una experiencia divertida.

De hecho, ya hacia el final del día y después de haber pataleado por medio Vic, nos dejamos caer en la Plaça dels Màrtirs, en pleno centro de la ciudad. Allí estaba ubicado el escenario de Cases de la Música, donde actuaban cuatro de las bandas que habían salido del nido de les Cases, uno de los proyectos socio-musicales más potentes y reconocidos de Cataluña, que pretende acercar la música a todos los rincones y estamentos posibles. Y aunque parecía que no, al final la lluvia nos dio tregua el pasado jueves 19 de septiembre y disfrutamos de tres de los cuatro conciertos que había programados. Eso sí, a medias, porque entre el agua y la lluvia, nos quedamos desconectados en un par de ocasiones. Una lástima. Igual que la de no haber podido ver en directo a Rupits, la banda a la que le tocaba inaugurar esa tarde el escenario.

FOK fueron, entonces, los primeros. Con esa fusión que va más allá del rap, el soul o la electrónica, los de Girona abrieron la brecha, atrayendo miradas de todo tipo. Una potencia que solo se vio interrumpida por los problemas de sonido que, durante unos minutos, nos mantuvieron a todos en vilo. Pero rápidamente cogieron el hilo, pudiendo terminar de engancharnos a todos con su combativo mensaje que, a su vez, dio paso a la siguiente banda.

Relat, grup Cases de la Música 2019, fueron los siguientes. Que su apariencia y su juventud no nos engañen, porque prácticamente desde que tienen uso de razón, se dedican a la música. Primero, como Tortellinis. Ahora, como Relat. Son el símbolo de trabajo, energía y experiencia a partes iguales. Los de Tortellà supieron cómo llevarse a su terreno al público, a la par que lo prepararon para lo que está por llegar: parece que se acerca nuevo trabajo y más, después de haber lanzado tres de sus temas, como un rayo hacia nuestro corazón: «En Ruta», «Viu-la» y «Única».

Y para los más ansiosos, sí, Tribade fueron las encargadas de cerrar. Aunque fue complicado disfrutar de ellas, nuevamente, por los problemas de sonido (que las llegó a frenar hasta en dos ocasiones), las de Barcelona no pararon. Ese arranque y esa seguridad nos mantuvo expectantes durante todo su concierto. No es para menos, porque «Las Desheredadas» se merecen todo un buen despliegue de medios. Ahí sí que la plaza estaba llena, para cantar alto y claro, para compartir ese mensaje de empoderamiento, lucha y feminismo.

También podría interesarte