«Sonido Camaleónico»: bajo el prisma positivo de El Sombrero de Color

Sabedores de los problemas de la gente, El Sombrero de Color le da una vuelta en «Sonido Camaleónico», su nuevo disco. Con ellos hablamos hace unos días.

El Sombrero de Color son sinónimo de buen rollo, de alegría. Son la demostración perfecta de que la música sí que cambia el mundo, de que la música sí que es un bien necesario. Su último asalto, su nuevo disco, se llama «Sonido Camaleónico». Camaleónico, así como ellos.

Hace algunas semanas y aprovechando el reciente lanzamiento de su nuevo disco, pudimos hablar por teléfono con Víctor Pajares (guitarra y coros de la banda). A continuación, todo lo que nos contó sobre el álbum y sobre el proyecto en general.

¿Cómo surge el concepto de «Sonido Camaleónico»?

«Sonido Camaleónico» es un poco como llamamos nosotros a nuestra música, a la que consideramos un poco indie-funk camaleónico. Y es que lo que más prima a nivel de géneros musicales son el indie y el funk, pero también hay otros estilos más pop, rock o reggae. Así que, como al final, abarcamos varios géneros, de ahí que utilicemos el apelativo de camaleónico.

¿Por qué jugar con esta experimentación de sonidos?

La verdad es que nosotros no nos planteamos nada a la hora de mezclar estos tipos de música, nos sale solo. Lo que sí que nos gusta es el tema del baile: nos gusta hacer temas que nosotros podamos bailar en directo y que a la gente también le pueda gustar bailarlos.

¿Cómo fueron las primeras reacciones tras el lanzamiento?

El disco salió el 5 de abril y las reacciones que nos van llegando de la gente, son bastantes positivas, así que estamos muy contentos. La verdad es que nos hace sentir muy bien y nos sentimos muy cómodos con estas palabras que nos están dedicando.

Un titular que defina «Sonido Camaleónico».

Un estilo de música que engloba muchos palos. Pero el late motiv de todo esto, es un mensaje muy positivo. Somos sabedores que los problemas existen a nuestro alrededor, pero nosotros tratamos de darle un prisma positivo.

Hablando precisamente de ese prisma o mensaje, ¿creéis en el poder de la música para cambiar las cosas?

¡Por supuesto! A nosotros, gran parte de lo que nos mueve la música, es gracias a ese mensaje, que va de la mano de nuestras letras. Aunque utilizamos mucha metáfora, nuestras letras son muy comprometidas y sociales. Nos sentimos muy sociales y pretendemos que llegue, así que la música se ha convertido para nosotros en un altavoz muy potente.

¿Cómo ha evolucionado El Sombrero de Color, desde «Todo un año bailando»?

Pues la verdad, es que hemos evolucionado tanto a nivel musical, como a nivel personal. Vemos que la música va un poco de la mano de la persona que la compone. En este caso, nosotros tenemos pensamientos completamente diferentes a hace dos años, que fue cuando vio la luz «Todo un año bailando». Por ello, nuestra música es diferente ahora y lo será también con el próximo disco que saquemos. Sí que es verdad que nosotros no tenemos presión ni influencia de nadie: somos nosotros mismos. Y eso nos da mucha flexibilidad y libertad para expresarnos como realmente queremos.

Cada canción de «Sonido Camaleónico» está viendo la luz poco a poco, con su video-lyric. ¿Por qué apostar por este formato?

Aunque somos músicos, también nos gusta ofrecer obras completas y hacer vide-lyric. Poner imágenes a nuestra música, para nosotros es un reto y nos hace divertirnos más. Además, así la gente puede leer la letra, escuchar la canción de manera diferente, interiorizarla y vivirla con todos los sentidos que están a nuestro alcance. En definitiva, ha sido una apuesta diferente.

Con el disco ya en la calle, llega el momento de los directos. ¿Cómo afrontáis la gira y cuáles son vuestros siguientes pasos?

La gira ya ha empezado, de hecho, llevamos ya varios conciertos. Y es una sensación que nos gusta mucho, porque vemos desde dentro, desde el escenario que los temas compuestos funcionan bastante bien. Al final, creemos que la mejor manera de comprobar si gustan o no las canciones, es tocándolas en vivo. Por el momento, estamos muy satisfechos con los conciertos que hemos hecho: la gente mira con atención, bailan, disfrutan. Y desde arriba, nosotros estamos igual: disfrutamos hasta el más mínimo detalle. Creemos que eso es clave para que el público también lo dé todo.

En cuanto a los pasos más inminentes, este 23 de mayo estaremos actuando en Valencia, en El Corte Inglés. Luego ya en verano, entre julio y agosto, tenemos algún festival.

¿Cuál es la mayor locura que habéis cometido por la música?

Pues la mayor locura que hemos cometido por la música es meternos en esto de la música [risas]. Pero es que esto nos llena completamente. Muchas veces nos preguntan que a qué nos dedicamos. Y cuando dices que eres músico, te vuelven a repreguntar que a qué te dedicas. Parece que no es un bien necesario, porque no te la comes o no te salvaguarda del viento. Pero nosotros pensamos completamente diferente: y es que si no tuviéramos la música, seríamos completamente distintos. Así que la música sí que es un bien necesario.

También podría interesarte