Driive: «Hideaway es un disco muy ecléctico, muy diferente»

El huracán Driive llega a Madrid la semana que viene con su nuevo disco, «Hideaway». Un disco del que hablamos con ellos hace apenas unos días.

El huracán Driive llega a Madrid el próximo 29 de marzo, preparados para presentar en directo su nuevo trabajo. Es el momento de que «Hideaway» resuene en todos los escenarios posibles. Porque sí. Es un señor «discazo» y los conciertos son el punto fuerte de la banda.

Si todavía tienes dudas, no te pierdas la entrevista que les hicimos hace apenas unos días a los chicos de Driive.

¿Cómo surge el concepto de «Hideaway»?

Nosotros somos un grupo formado por cinco tíos con gustos relativamente compartidos. Tenemos influencias bastantes dispares, pero con algún otro nexo en común. Después del lanzamiento del anterior EP y después de haber girado con él, empezaron a salir temas. Y empezaron a surgir ya de manera conjunta. Habían dejado de surgir canciones tras la suma de las partes. Fue ahí cuando nos dimos cuenta de que estaba surgiendo algo con un sonido Driive.

También influyó el hecho de que hubo cambios en la formación. Se incorporaron dos personas nuevas que llegaron justo ates de la grabación del anterior EP, grabaron y ya. Fue todo más acelerado. Con «Hideaway» fue todo más fluido y el sonido es mucho más representativo.

Un titular que define este disco.

Qué buena pregunta, es difícil [risas]. Nos vienen palabras para definir «Hideaway». Creo que es un disco muy ecléctico, porque hay muchísima mezcla de estilos. Los temas son muy diferentes entre sí, es como un menú de ocho platos. Y es que lo importante es que hemos hecho algo que nos gusta a todos, a los cinco. Y el disco es como un recorrido, como una experiencia, que tienes que empezar desde el principio y acabar por el final.

Siguiendo un poco el hilo del disco como experiencia o recorrido. ¿Creéis que se está perdiendo el poder del disco como discurso?, ¿veis arriesgado el lanzaros al formato disco en estos momentos?

A ver arriesgado, no. Al final, en el arte tiene cabida todo. Sí que es cierto que ha cambiado mucho el modo de consumir música, de entenderla e incluso de que nos afecte, que es casi lo peor. En ese sentido, nosotros sí que nos hemos ocupado de hacer las canciones lo más directas posibles. Pero no nos preocupa nada los estándares mainstream. Sobre todo, queremos hacer algo que nos guste a nosotros.

Volviendo un poco al disco, ¿cómo ha sido todo ese proceso creativo de «Hideaway»?

Ha sido una auténtica pasada. De hecho, esto es lo más divertido: todo el viaje que supone empezar a componer y grabar. Recordamos las primeras sesiones todos juntos, el cómo iban surgiendo las canciones, evolucionando y creciendo, a partir de una idea o de un riff que llevábamos. Ibas componiendo, apenas sin darte cuenta. Cuando pusimos la primera grabación a un amigo, que nos dijo: «qué pegón». Ahí es cuando empiezas un poco a ser consciente, de que estás poniendo como el germen y que, poco a poco, va ganando entidad.

¿Cómo han sido las primeras reacciones?

Pues nosotros tenemos un poco la sensación de que a la crítica le encanta, pero el público no sabe muy bien todavía por dónde vamos [risas]. Es también complicado, porque la gente se tiene que dar cuenta de que existimos. Pero de momento, de la prensa estamos recibiendo muy buen feedback, lo cual es positivo. Al final son ellos los que filtran y publican el contenido. Ahora es cuestión de llegar a más gente y de que les guste lo que hacemos.

Ahora llega el momento del directo. De hecho, el 29 de marzo estaréis en la Costello de Madrid. ¿Cómo lo afrontáis?

Pues tenemos muchas ganas de tocar en Madrid, la verdad. El disco ya ha salido y parece que está gustando, pero en el directo es diferente. En directo creemos que enganchamos, es nuestro fuerte. También porque nuestra música te invita a moverte. De hecho, ha habido gente que nos ha visto en vivo y ha salido sorprendida. Es como: «esto está bien». Así que, bueno, si el público se anima, seguro que se lo va a pasar muy bien.

¿Cuál es la mayor locura que habéis cometido por la música?

Hay unas cuantas, apaga la grabadora [risas]. Bueno, así como contexto. Las giras que hemos hecho nos han servido un poco como excusa para salir, visitar lugares nuevos y disfrutar un poco de la música. En realidad, la música es como una locura constante, por todo lo que supone. El llevarlo con el trabajo, el salir de gira, las horas de ensayo.

¡Recordad! El próximo 29 de marzo, Driive actúa en la Sala Costello de Madrid. Si todavía no tienes tu entrada, consíguela ya.

También podría interesarte