Nadye: «Intrapolar es un disco muy sincero y hecho desde las entrañas»

Lo nuevo de Nadye ya ha visto la luz. Es el momento de «Intrapolar», disco del que hablamos con la banda. Disco que presentan el sábado en la Caracol.

Llevaban un tiempo en silencio y ya era hora de que Nadye volvieran. Con nuevo disco, por supuesto. «Intrapolar» ya está en la calle y es hora de comprobar cómo suena en directo. De hecho, este mismo sábado 23 de marzo, los madrileños presentan su nuevo álbum en la mítica Sala Caracol.

Pero antes, pudimos charlar con Javi, Checa y Abel sobre «Intrapolar» y los próximos pasos de la banda. ¿Queréis saber lo que nos contaron?

¿Cómo surge el concepto de «Intrapolar»?

Javi. «Intrapolar» es un disco que ha llevado mucho tiempo, sobre todo en lo que respecta a la grabación y a la pre-producción. Además, también ha pasado mucho tiempo desde el disco anterior, por lo que se ha juntado un poco todo. De hecho, la última canción del disco, «Los días del iceberg», hace alusión un poco a esa sensación de ir deambulando, congelando, esperando a ver si llegamos a algún lugar. Es una especie de símil de cómo nos sentíamos, del querer salir ya. Todas esas ganas nos llevaron a «Intrapolar», al concepto. Sentíamos la necesidad de sacar todo lo que llevábamos dentro, de «extrapolar». Al final jugando con eso y con el tema del frío, decidimos inventarnos esta nueva palabra.

¿Cómo han sido esas primeras reacciones?

Abel. Pues la verdad es que han sido buenas. También porque llevábamos bastante tiempo sin sacar nada, así que cuando lanzamos el videoclip de «Boca a Boca», que fue como esa primera novedad, la gente reaccionó genial. Los otros dos adelantos que sacamos después también funcionaron muy bien, aunque en ese caso, se generó aún más impacto quizás, por el tema de las colaboraciones.

Javi. La respuesta está siendo muy positiva. Quizás para analizar la acogida del disco es todavía pronto, porque apenas lleva unos días en la calle. Pero de primeras, la gente está dando opiniones positivas en general.

¿Por qué «Boca a Boca», «Contra las cuerdas» y «La 103» como adelantos?

Javi. Cada una tiene su pequeña razón. Con «Boca a Boca» nos apetecía probar algo diferente y es la canción más pausada o tranquila, por momentos. Nos parecía un poco arriesgado, pero queríamos probar, jugar al despiste. Además, teníamos una idea de videoclip que nos encajaba a la perfección con esa canción.

Con las otras dos seguimos un poco más la estrategia de las colaboraciones. Creímos que con ellas, podríamos llegar a más gente. Pero también influyó mucho el tema vídeos. Nosotros teníamos muy claro que no queríamos sacar los singles sin vídeos. De hecho, en «Contra las cuerdas» teníamos ya preparado un lyric, pero justo Julio Maloa quiso colaborar en esa canción. Entonces, iba a salir de adelanto sí o sí.

Con «La 103» fue muy guay, porque Pedro de La Fuga sí que pudo venir al estudio a grabar la canción con nosotros. Con la gran suerte de que lo pudimos registrar todo en vídeo.

Precisamente, ¿cómo surgen las colaboraciones con Julio Maloa (La Raíz), Pedro Fernández (La Fuga) y con M.A.R.S (Habeas Corpus, Riot Propaganda)?

Abel. En el caso de Julio Maloa, la colaboración surgió tras haber coincidido con La Raíz en un festival en Soria. Es un grupo al que siempre he admirado. Así que fuimos directamente a hablar con ellos y preguntarle a Julio, y enseguida se apuntó al carro. Aprovechando que él tiene su estudio en Valencia, se grabó y nos mandó la colaboración, dándonos una gran sorpresa. Y es que tiró de creatividad e introdujo partes de rap con las que no contábamos.

Javi. Sí, sí. De hecho, el rap de la canción es completamente suyo. Justo en esas partes había instrumental y para nada contábamos con que decidiera rapear. Y la verdad es que nos encantó.

Abel. Sí, sí, fue genial. Luego con Pedro de La Fuga fue más por Javi.

Javi. Sí, a Pedro lo conocía yo desde hacía tiempo. Desde que entró en La Fuga y hasta que la cosa se fue estabilizando más, tenía un garito en el que hacía conciertos. Y yo lo conozco precisamente de esa época. Es un cielo. Creo que él tiene esa mentalidad de pelear, de volcarse y de ayudar a otras bandas.

Abel. En el caso de MARS, fue porque Checa lo conocía de antes y de haber tocado juntos en otras bandas. Directamente se lo dijo y enseguida dijo que sí. En ese caso, grabamos la colaboración en el estudio de Mr. Chifly (Habeas Corpus) y estuvimos pasando la tarde con ellos.

Checa. Son muy majos, la verdad. Es un placer haber trabajado con ellos.

¿Cómo se refleja la evolución de Nadye en este «Intrapolar»?

Javi. Creo que es una evolución muy natural y lógica, la verdad. Este disco ha supuesto el afianzamiento, la consolidación del sonido de la banda, de lo que somos. Siempre hemos concebido nuestra música como una música enérgica, fresca. Un rock un poquito más moderno. De hecho, apostamos por mezclar esos sonidos rock con unas voces más melódicas, más cercanas al pop, en lo que se refiere a las líneas vocales. Creemos que en este disco, hemos conseguido ese equilibrio perfecto. Además, es el primero que hacemos la formación actual de Nadye. Así que hay muchísimos aportes nuevos.

Un titular que defina «Intrapolar».

Javi. Melodías y mucha fuerza, con las letras más honestas que podíamos hacer. Las canciones están hechas desde las entrañas. Creo que los temas cuentan historias que nos pueden pasar a todos. Es un disco muy sincero.

Viendo precisamente el arte del disco, quería preguntar: ¿qué importancia tiene la imagen para Nadye?.

Abel. Hoy en día lo es todo, es algo imprescindible. La gente funciona visualmente y no le da una oportunidad a nada, si no le entra por el ojo. Es muy importante generar ese tipo de impacto de primeras.

Javi. Además, queríamos un disco redondo en todos los sentidos. No quería que se quedara cojo. De hecho, la portada la hizo Álvaro de Fly Factory, que es un portadista muy muy guay y muy currante, y que también está muy arriba.

Checa. Justo lo que queríamos es que fuera bonita y que tuviera fuerza. De ahí también el corazón. Que precisamente lo que me gusta de eso es que no es el típico corazón. Es diferente, está como descongelándose.

¿Cómo afrontáis la gira y el concierto en la Sala Caracol?

Javi. Pues con muchísimas ganas, la verdad. Al final, nosotros somos banda muy de directos. Es por lo que merece la pena el esfuerzo y el grabar discos. Así que preparados para empezar a girar y, por supuesto, para tocar en la Caracol. De hecho, estamos preparando ya varias sorpresas. No queremos que los directos se limiten a reproducir lo que hay en el disco, buscamos mucho el dinamismo y la conexión con el público.

El concierto de Madrid es especial. Si todo sale bien, ese concierto va a ser una locura. Va a haber de todo.

¿Cuál es la mayor locura que habéis cometido por la música?

Checa. Se puede medir en kilómetros, ¿no? [risas]. Porque eso de viajar mucho y dormir poco, lo hemos hecho bastante.

Abel. Hace mucho tiempo con mi primera banda, me perdí dos días del típico viaje que haces de final de curso, solo por tocar en un bolo.

Javi. Bueno, en un videoclip, se me ocurrió meter lluvia dentro de una habitación. Y calarnos enteros, no solo nosotros, también todo lo que había en el cuarto y, por supuesto, todo el equipo.

¡NO TE QUEDES SIN TU ENTRADA!

 

También podría interesarte