Martínez o cómo hablar de lo que nadie habla en «Grandes Éxitos»

Hace unos días, hablamos con Xavi Casanueva, vocalista de Martínez, a propósito del lanzamiento de su álbum debut: «Grandes Éxitos».

Tienen un estilo muy suyo, muy particular. Eso es lo que los hace diferentes. Eso es lo que hace que sobresalgan. Aquí están Martínez y aquí llegan con su álbum debut, «Grandes Éxitos». Un total descubrimiento esta banda catalana a la que conocimos hace apenas unas semanas. Y en mayo, podremos disfrutar de ellos en vivo en Madrid.

Hace unos días, tuvimos la oportunidad de entrevistar a Xavi Casanueva, vocalista de la banda. Y esto es lo que nos contó sobre su proyecto, Martínez.

¿Cómo surge todo el concepto de este «Grandes Éxitos»?

Con una foto de la familia Pujol [risas]. En realidad, los de la foto de la portada del disco somos nosotros, vestidos como una familia «bien» típica de los años 70. Esa es la idea primaria de este «Grandes Éxitos». Y todo esto viene porque un día vimos una foto de la familia Pujol y queríamos hacer un retrato tipo, pero dándole un toque más cañi. Quisimos darle la vuelta, hacer sátira de esos grupos emergentes o nuevos que creen que lo están «petando» ya desde el primer disco. Precisamente por eso el llamar a nuestro primer disco «Grandes Éxitos». Es nuestra manera de reírnos de esa situación.

A nivel visual, el disco está muy pensado. ¿Qué importancia tiene la imagen para Martínez?

El diseñador con el que trabajamos es un crack. Se llama Álex Gordo y es un amigo de toda la vida. Él cuida al detalle todo. Se escuchó todo el disco, le pasé todas las letras y empezó a trabajar sobre ideas que quería transmitir con el disco. Por dentro, de hecho, el disco es muy minimalista. Al final, la idea era reflejar el disco pero desde el punto de vista del diseño.

Un titular para «Grandes Éxitos».

Voy a decir dos. Uno de ellos, el que me dice un amigo: rock personal para viejos. Pero yo lo veo más como rock alternativo libre.

Una canción del disco y por qué. 

Diría la de «Barcelona 017», el segundo single. Porque sirve un poco de referente. Referente a la hora de hablar de cosas que la gente obvia o que, directamente, no quiere escuchar. En este tema, hablamos un poco de lo que vivimos en Barcelona en el año 2017, desde el atentado hasta las «hostias» del 1 de octubre. Todo desde un punto de vista personal y subjetivo.

¿Esa debería ser un poco la visión de la música, no?

Bueno, es uno de los conceptos. Yo respeto mucho a la gente que opta por otras vías y que prefiere hablar de lo guay que es o de cosas más banales. Ojala aprenda yo en algún momento a hacer música así, pero de momento no he sabido hacerlo. Lo que he sabido hacer es contar historias que hacen pensar y que me remueven la conciencia. De todos modos, respeto todo y creo que hay sitio para todos.

¿Por qué «Barcelona 017» y «No nos conoce ni Dios» como adelantos?

Bueno, «No nos conoce ni Dios» es un poco una declaración de intenciones. Habla un poco de la banda que empieza y a la que nadie hace caso. Así como nosotros [risas]. Luego, a nivel de estructura, evoca a las dos intenciones que había a la hora de hacer el disco: una más moderna e indie; y otra más rock. Y es que a partir del minuto 2, cambia por completo.

En cuanto a «Barcelona 017» es el único tema que hemos hecho, consiguiendo que no tenga más de cuatro acordes. Y en cuanto lo tocamos en el local, nos sonaba a single. Además, tiene un ritmo muy funky. Además, la temática también nos parecía muy guay.

Ya habéis tocado en Barcelona y en mayo actuáis en Madrid. ¿Cómo lo afrontáis?

Pues con muchas ganas. Al acabar el concierto de Barcelona, nos miramos satisfechos diciendo: «cómo molamos, ¿no?» [risas]. Y la gente también nos dio muy buen feedback del directo, porque se notaban mucho las ganas y el trabajo que hay detrás. En Madrid esperamos que sea igual, por nuestra parte que no quede.

Después de Madrid, ¿cuáles serán los siguientes pasos de Martínez?

¿Los siguientes pasos de Martínez? No sé. Reventar todas las salas y escenarios posibles [risas]. Ahora estamos haciendo todo el trabajo de management, picando piedra a tope. Creo que este verano ya no entraremos en ningún festival, hasta que no esté al menos, la cosa un poco más rodada.

¿Cuál es la mayor locura que habéis cometido por la música?

Dejar mi trabajo y ser feliz con el cambio. Y, por supuesto, disfrutar de la música que haces.

También podría interesarte