Caniche Macho: «Venganza puede hablar de cualquier persona»

«Venganza» se alza como el último trabajo de Caniche Macho. Un disco con el que ya han empezado a girar y del que estuvimos hablando con Paco Barco.

«Venganza», cuadro de Mercedes Bellido, les sirvió como inspiración para crear su nuevo disco. Un disco que apenas llega un año después del anterior, «Palabras para flores y serpientes». Se trata de Caniche Macho. Una de esas bandas con personalidad arrolladora, que te engancha desde el minuto 1.

A raíz del lanzamiento de este álbum y del comienzo de su gira #VenganzaTour, hablamos hace algunos días con Paco Barco (voz, armónica y guitarra). Y esto es lo que nos contó sobre el nuevo proyecto de Caniche Macho.

¿Cómo surge el concepto de «Venganza»?

Surge a partir de un cuadro de Mercedes Bellido, que es amiga nuestra y es quien nos hizo la portada del primer disco. Bueno, en realidad utilizamos un dibujo suyo. A raíz de esa amistad, Alberto (Octavio) compró un cuadro suyo, titulado «Venganza». Y es precisamente el cuadro que hemos usado como portada. En un principio, nos sirvió también como acicate para hacer algo nuevo.

La idea inicial era hacer un EP, pero poco a poco, fueron saliendo las canciones e hicimos un disco. Se ve que no sabemos EPs [risas]. Durante todo ese proceso, el cuadro ha estado delante de nosotros en el estudio. En cierto modo, ha contaminado el clima de las canciones.

¿Qué es lo que os llamó la atención del cuadro como para inspiraros en él?

Es un cuadro que tiene mucha potencia y fuerza. El título también nos llamó mucho la atención. Aunque en ningún momento quisimos hacer un disco conceptual. De hecho, «Venganza» no es un disco conceptual. Pero en todas las canciones sí que hay unas «gotitas» de venganza, que sirven como para equilibrar la balanza. Al fin y al cabo, la venganza es un impulso, es algo que forma parte de nosotros.

¿Cómo ha evolucionado Caniche Macho desde «Palabras para flores y serpientes»?

La evolución ha sido muy lógica. Nosotros tenemos muy claro que vamos a seguir haciendo canciones y que nos seguiremos dedicando a la música, pase lo que pase. No nos influye demasiado el éxito. De hecho, vivimos en una constante búsqueda. En «Palabras para flores y serpientes», nos dedicamos a buscar y experimentar con sonidos más clásicos, provenientes de la música más latinoamericana. Con «Venganza», nos centramos más en el ahora, en la búsqueda de las influencias actuales y del punto en el que estábamos.

Por eso, creo que Caniche Macho ha seguido una evolución lógica. Porque hacemos lo que queremos, justo en el momento en el que nos encontramos.

Un titular que defina «Venganza».

Difícil [risas]. Es un disco que puede hablar de cualquier persona, porque tiene muchas realidades comunes. Se habla de la depresión, de la incomunicación, del feminismo. Creo que es un disco muy actual en temáticas. Y se ha hecho desde una perspectiva que quiere realzar una verdad, nuestra verdad. Nuestra propia ventana desde la que ver nuestra verdad.

¿Crees que en determinados puntos se ha perdido esa verdad en pro de música más banal?

Bueno, es que la banalidad depende mucho de lo que se entienda por ella. Hay música banal que es maravillosa. Lo que creo que sí que se ha perdido es en pro del marketing. Lo peor de todo esto, es tratar de hacer algo con un objetivo que no sea el de emocionarte a ti mismo o el de que tus canciones no te gusten a ti. Si haces eso, creo que estás vendiéndote completamente.

Una canción del disco y por qué.

Es difícil, pero yo señalaría la última, «El caos y la transformación». Me gusta porque es una canción que encaramos de manera diferente. Nunca habíamos hecho un tema tan largo, pero nos salió así. Además, la historia de este tema comienza en el Génesis y va haciendo un recorrido, en el que mezcla la teoría creacionista con la evolucionista, y acaba en un Seat León. Es diferente. Además tiene ese punto de elaboración y de búsqueda, aunque salió muy del tirón.

Ahora es el momento de los directos, ¿cómo afrontáis la gira?

Pues la afrontamos con mucha ilusión y ganas. Porque las canciones al final se hacen para eso, para los directos. Los discos no dejan de ser una foto, un reflejo de un momento. Luego los temas realmente son y evolucionan en los conciertos. En nuestro caso, llevamos dos formaciones. En una de ellas estamos Alberto y yo, aunque no solemos ir en el formato acústico clásico, ya que introducimos muchos más elementos. El otro, sí que es formato banda.

Por el momento, los conciertos que hemos hecho han ido muy bien, estamos muy contentos. La gente está recibiendo muy bien las nuevas canciones, está habiendo mucho feeling.

¿Cuál es la mayor locura que habéis cometido por la música?

Supongo que está por hacer [risas]. Pero quizás dedicarnos a la música y meternos de lleno en ello, sea una gran locura. Al final,  tu vida personal también se resiente de alguna forma, porque los procesos compositivos son muy intensos y terminas viviendo por y para esas canciones. O para ese disco.

¡No te pierdas ninguna fecha de su gira y consigue las entradas para ver a Caniche Macho, pinchando aquí!

También podría interesarte