Jacobo Serra: «Todavía le queda mucha vida a Fuego Artificial»

Conocimos a Jacobo Serra y su «Fuego Artificial» hace poco. Justo la semana pasada hablamos con él, y nos dio todos los detalles sobre su proyecto.

Sin apenas conocerlo de manera previa, lo descubrimos hace unos meses abriendo el concierto de Vetusta Morla en la Caja Mágica. Desde entonces somos fans de Jacobo Serra, quien sigue presentando las canciones de su «Fuego Artifical». Un álbum que vio la luz hace casi dos años y al que le queda todavía mucha vida. Y es que el artista ya ha arrancado con su gira 2019.

Hace días, nos sentamos con él en un céntrico bar de Madrid y se atrevió a contestar a nuestras preguntas. No te pierdas ni un detalle de lo que nos contó.

¿Cómo surge el concepto de «Fuego Artificial» y cómo ha evolucionado?

Supongo que «Fuego Artificial» es fruto de muchísimas emociones y vivencias del Jacobo de entonces.De esas giras previas al disco, de aprender mucho de mis trabajos anteriores. Tenía muy claro el álbum que quería hacer: quería salirme de lo que había hecho hasta ahora, quería probar cosas nuevas, experimentar, quería un trabajo con mucho color.

También es verdad que el Jacobo de ahora no es el mismo que el que presentó el disco hace ya casi dos años. Ahora el disco ha crecido y madurado. Y es algo que se ve, se aprecia mucho en el directo. Creo que las canciones se deberían llevar antes a los conciertos, para que crezcan, para vivir y convivir con ella. Luego ya grabarla.

Comentas que en este disco querías cambiar, experimentar. ¿Por qué hacerlo en este momento?

Es lo que, de pronto, tenía ganas de hacer. Cuando haces trabajo de introspección, lo suyo es no dejarte nunca nada dentro. Pero en este caso, lo llevé un poco más al extremo. No solo cambió mi forma de componer o de arreglar los temas, también cambié de idioma a la hora de cantar.

«Fuego Artificial» continúa vivo, ¿cómo afrontas esta nueva gira?, ¿se verá también algo nuevo?

Yo creo que sí que se verán cosas nuevas. Ya solo empezando por mí, no tienen nada que ver el Jacobo de antes con el de ahora. Ahora tengo otras inquietudes, otras preocupaciones, otra manera de ver la vida incluso. No sé si el público lo verá.

A nivel musical también será distinto, porque llevo otra banda y otro formato. He hecho muchos cambios y quiero aprender también de todo esto y que las canciones sigan creciendo. Todavía le queda vida a este disco, por eso, quería llevar a cabo esta gira.

¿Crees que tal y como está la música, es cada vez más complicado vivir de la música?

Sí, sin duda alguna. Lo he dicho muchas veces, creo que en la música no hay clase media. Músicos, público e industria deberíamos hacer algo para subsanar esta situación, porque o eres muy pequeño o eres muy grande. En otros países, hay artistas que sí que pueden vivir de su trabajo, porque tienen protección jurídica, porque también tienen sus fans, pueden girar.

¿Dónde crees que está el fallo?

Es una pregunta compleja, porque ¿quién soy yo para determinarlo? Pero creo que hay varios factores. Quizás haya bandas a las que les falte independencia y autonomía como para aguantar, porque en general somos muy poco pacientes.También creo que hay un problema educacional a nivel de público, de apoyar a los artistas, de apoyar a la industria y de ir a conciertos. Creo que la misma industria tampoco apoya al artista. Hay varios frentes y todos ellos son condicionantes.

Volviendo un poco a «Fuego Artificial»: un titular que lo defina. 

Buf, no sería capaz. Eso te lo dejo a ti. Es un disco difícil de catalogar, de hecho, es así de manera intencionada. Cada canción es distinta y está hecha con unos ingredientes. Es un álbum que tiene viveza, color; pero a la vez, también habla de relaciones tóxicas, de oscuridad. O de crítica social y política. No sé, una expresión que utilizaba mucho para tratar de definirlo, era «Fuego de color».

Una canción del disco y por qué. 

Diría «En Tu Volcán», que es una canción que me gusta mucho. Y diría esa porque habla de un tema que hace mucha referencia a lo primitivo del ser humano. Hay veces que ese hecho se nos olvida, pero la realidad es que somos animales. Además, para mí, el volcán es un símbolo muy tribal: el que la gente que viviera a orillas de los volcanes pensara que cada vez que entraban en erupción, era producto del enfado de los dioses. Me parecía un relato muy inspirador. Extrapolando un poco a la realidad, este tema habla de una relación tóxica. Y a día de hoy, por desgracia, hay muchas relaciones de este tipo.

Al fin y al cabo, me parecía muy interesante aunar ambas cosas en un tema: lo más primitivo del ser humano, lo más tribal; con una realidad tan patente a día de hoy, como es la toxicidad de ciertas relaciones.

¿Cuáles serán los siguientes pasos de Jacobo Serra?, ¿habrá sorpresas próximamente?

La verdad es que en estos momentos, estoy en un proceso muy creativo y no me planteo para nada el parar. Lo que quiero es seguir. Pero todavía no sé la forma: no sé si habrá nuevo disco o si optaré por los singles. Pero tengo que seguir creando sí o sí.

¿Cuál es la mayor locura que has cometido por la música?

Seguramente dedicarme a la música, que es un suicidio [risas]. En realidad, he hecho muchas locuras. Por ejemplo, he hecho muchísimos kilómetros por nada, solo por tocar. Pero no sabría decirte una en concreto. Aunque la más grande, sin duda, es dar todo por la música y dedicarme a ella.

También podría interesarte