Eladio y los Seres Queridos: «Historias de caza es una colección de canciones»

Eladio y los Seres Queridos ha sido uno de nuestros grandes descubrimiento. Los conocimos con «Historias de caza», disco del que el propio Eladio nos habló.

Lo bueno de la música es que te hace descubrir, no solo bandas, también personas. El caso de Eladio y los Seres Queridos ha sido uno de esos grandes descubrimientos que forman parte de nuestro 2018. Los conocíamos pero nunca los habíamos visto en directo y lo cierto es que acabamos en bucle con ellos. Una banda gallega que engancha y cuya experiencia traspasa fronteras. Seguramente, nos volvamos a encontrar con ellos, porque continúan girando con su «Historias de caza», aunque ya están preparando canciones nuevas.

Por eso y de manera previa a la celebración del aniversario de Cocktail Musical, pudimos sentarnos con Eladio Santos. Hablamos sobre la banda, su proyecto y sobre música. Y esto es lo que nos contó.

¿Cómo surge el concepto de «Historias de Caza»?

Realmente, lo que pasaba es que no encontraba relación entre las canciones, voy a ser sincero [risas]. Nunca he hecho discos conceptuales. Yo soy más de hacer canciones que, evidentemente, tienen cierta relación, porque hablan de momentos de tu vida concretos. Y al final, el concepto lo encuentros tres o cuatro años después de haber lanzado el álbum. Pero había una cosa especial, que es que no todas las canciones eran mías. Así que el único concepto que se me ocurrió, fue el de ver las canciones como historias de caza como de la Prehistoria, pero muy desarrolladas. Y pensar en los temas como historias que comienzan a nacer alrededor de una hoguera. De hecho, hice una canción para explicar el concepto [risas].

¿Cómo ha sido toda la acogida del disco?

Fíjate, por el formato y por las características del disco, había quien pensaba que era un trabajo poco ambicioso. Y, sin embargo, ha funcionado bastante bien, se vende y se ha llevado varios premios. Además, con él hemos alcanzado la independencia total: no tenemos editorial, no tenemos manager y lo hacemos todos nosotros. Incluso grabamos los discos nosotros.

Un titular que defina «Historias de caza».

Es una especie de fuego de campamento, un encuentro entre amigos. De hecho, hay una canción que no es nuestra, que es «Ella», que me gustaba mucho y optamos por grabarla. Igual más o menos que «La leyenda del tiempo», que la hicimos a medias. Entonces es como una «Rue 13 del Percebe», hay varias «casitas». Al final, es una colección de canciones, no diría nada más que eso.

Alguien con quien compartir escenario.

Soy muy ambicioso [risas]. Desde siempre, he sido muy fan de Bob Dylan y de The Beatles. Aunque si tuviera que hacer una lista más realista, quizás me decantaría por Quique González. También hemos compartido escenario con artistas como Vetusta Morla o Xoel López, con quien tenemos una relación bastante estrecha.

Además, suelo escuchar mucha música latinoamericana. Uno de los sueños que me hubiera gustado cumplir, hubiera sido cantar con Mercedes Sosa, fíjate. Pero ya es imposible.

Me gustan las voces con mucha raíz, con mucha tierra.

Siguientes pasos de Eladio y los Seres Queridos. 

Pues tenemos algunas canciones en mente. Lo que nos pasó es que con nuestro anterior disco «Cantares», tocamos mucho en Galicia. Pero fuera de allí, como que últimamente nos ha costado un poco salir. Al final, lo que pasa es que allí, nos hemos convertido un poco en «grupo pureta», de señores [risas]. Hemos pasado de tocar en bares a tocar en teatros.

Entonces, aprovechando que tenemos algunas canciones, quizás hagamos lo que se suele hacer mucho ahora. Apostar más por ir sacando singles, algún video-lyric o videoclip. Y probablemente en verano grabemos el disco.

Con el auge de los singles, ¿crees que se está perdiendo el poder del disco como discurso?

Bueno, sí, quizás sí. Es que es el ritmo del mercado. El, «le doy al play y escucho 20 segundos de canción, a ver si me engancha». Entonces ahora toca esforzarse un poco más por llamar la atención y demostrar que estás ahí. Pero pedirle a alguien que se escuche un disco entero, es más jodido. Antes comprabas un disco por la portada o porque ya habías escuchado a la banda. Empezaba gustándote una canción y a la semana, te enganchaba todo el disco.

¿Cuál es la mayor locura que habéis cometido por Eladio y los Seres Queridos?

Hemos hecho bastantes locuras, como la de ir a tocar a Zaragoza y volvimos el mismo día. De esas cosas te das cuenta luego. Hay que tener mucho cuidado, sobre todo cuando se sale a la carretera. Y nosotros, por temas de trabajo, hemos llegado a pasar 20 horas en coche. Porque no queríamos perdernos conciertos importantes, pero igual al día siguiente también teníamos que ir a trabajar. Por eso, quizás sea la mayor locura. Ha habido otras, evidentemente, pero quizás no tan contables [risas]. Lo bueno de esos viajes es que hablamos mucho y lo pasamos bien, al final todo eso nos sirve de terapia. Tenemos como una ley que es que «lo que se cuenta en la furgoneta, se queda en la furgoneta». Se comparte mucho y, en definitiva, es algo que echo de menos, sobre todo en los momentos en los que a lo mejor, no estamos de gira.

También podría interesarte