Marta Andrés: «Salvaje tiene mucha intensidad y verdad»

Ayer vio la luz el nuevo trabajo de Marta Andrés. Es el momento de «Salvaje», un EP en el que deja atrás su faceta de cantautora y se adentra en el rock.

Si hablamos de cambios y evolución, quizás, el de Marta Andrés sea uno de los más notables. Ayer vio la luz su segundo trabajo, «Salvaje». En él, deja atrás su faceta más pura como cantautora, para adentrarse en el género que siempre le ha gustado: el rock.

La pasada semana, tuvimos la oportunidad de entrevistarla y esto es lo que nos contó sobre su nombre proyecto con banda, para el que ha contado con músicos de la talla de Christian León, Alberto Torres, Charlie Solano y Alberto Peto.

¿Cómo surge el concepto de «Salvaje», el EP?

Yo vengo de otro proyecto, más rollo cantautor. Y llegó un punto en el que dije: «mira, voy a tirar más por el rock, para actualizar más el sonido y voy a montar banda, para que las canciones estén mucho más arropadas». Así que esa es un poco la base. El disco tiene seis canciones de todo el repertorio que monté tras el disco anterior. De hecho, seleccioné los temas no más comerciales, sino los que consideraba que podían pegar mejor, dentro del estilo que es.

Un titular que defina el disco.

Intensidad y verdad son unas buenas palabras para definirlo. Y las letras tienen mucho corazón. Además tiene mucho rock americano y folk, del de toda la vida.

Una canción del disco.

A nivel personal, me quedaría con dos: con el single «Salvaje» y con «En Calma», que es la última del disco. Y que está grabada solo con acústica y voz. Me gusta esa esencia original, sin adornos.

¿Por qué pasaste del formato de canción de autor, al rock?

Era todo óptimo para cambiar justo en este preciso momento. Con el disco anterior, grabé las ocho canciones que en ese momento tenía. Pero después llegaron muchísimas más, he escuchado mucha música y me centré en el estilo que más me gustaba. He ido cambiando. Además, se han dado muchas condiciones favorables: Wegow, promoción, grabación con el productor que quería, que era José Nortes.

¿Cómo fue el proceso de grabación con José Nortes?

Muy bien, porque aprendía muchísimo. José Nortes, humanamente, es una persona increíble. Sabe llevarte justo al lugar adecuado, al lugar que sabe que puedes llegar. Además, es muy ingenioso y creativo.

Luego, con los músicos genial también, porque me he rodeado de unos artistas increíbles. Así que todo fue perfecto.

¿Por qué «Salvaje» y «Red Herring» como adelantos?

Porque son muy diferentes entre sí. «Salvaje» es muy intensa, y quizás sea la más folk. Además, me he basado un poco en una canción que me gusta mucho de Vince Gill, «What You Give Away». Tiene un tempo muy igual durante toda la canción, pero va creciendo poco a poco. Con «Salvaje» apliqué la máxima de «menos es más».

«Red Herring» es todo lo contrario, es mucho más rock, más movida. También es más agresiva, canalla y caradura. Es completamente diferente.

¿Por qué jugar, precisamente, con tantos estilos?

Creo que al ser chica, se nos asocia cierta melosidad. Y esta es mi manera de romper un poco con eso, es como decir: «no, no, que yo tengo Red Herring», que es un tema más rockero y cañero. Por eso, jugar con los opoestos y con la contraposición.

Siguientes pasos de Marta Andrés.

Tocar en Valladolid el 20 de diciembre, en enero en el Café La Palma de Madrid, y luego ya en febrero en Barcelona. Al final, yo lo que quiero es tocar y aprender mucho tocando. Necesito ver cómo respiran los temas con el público.

¿Cuál es la mayor locura que has cometido por la música?

Creo que intentar ser yo una artista. Es tan incierto todo, que dedicarte a esto, es jugártelo todo a una sola carta. Y otra, por contarte un hecho, irme a Londres a ver a John Mayer y volver al día siguiente.

También podría interesarte