Bauer: «Otra vuelta al sol es un disco muy intenso»

Bauer regresa a escena, cuatro años después de su primer álbum, con un nuevo trabajo: «Otra vuelta al sol». Pronto comenzarán a girar con él.

El tiempo pasa tan deprisa que apenas nos damos cuenta. Así es como han pasado cuatro años desde que viera la luz el primer álbum de Bauer. Se dice pronto. Y, por fin, ya está en la calle el segundo, «Otra vuelta al sol». El regreso y la presentación de este nuevo trabajo de los malagueños, es más que inminente. Así que muy atentos a las fechas que vayan publicando. Pero antes, conozcamos un poco los detalles del disco, de la mano de los hermanos Gabriel y Lucas Bauer.

¿Cómo surge el concepto de «Otra vuelta al sol»?

Gabriel. El primer disco «Azul eléctrico» lo grabamos en 2014. Entonces han pasado cuatro años desde la publicación de ese trabajo. Entonces con «Otra vuelta al sol», queríamos mostrar que éramos más viejos [risas], que teníamos más experiencia. Hemos redefinido el estilo y sonido, hemos cambiado componentes de la banda.

Lucas. Era un poco una renovación. Está hecho también desde una perspectiva diferente. Quizás en el primer disco buscábamos un estilo concreto, pero en «Otra vuelta al sol» ha habido más libertad y hemos hecho lo que queríamos hacer.

¿Cómo han sido las primeras reacciones?

G. Es un poco engañoso, porque normalmente, la gente suele ser buena y te hace comentarios positivos. Pero bueno, parece que de momento, muy bien.

L. Y en directo también está gustando bastante. Siempre hay gente que al final se acerca y nos da la enhorabuena.

Una canción del álbum.

Los dos coincidimos en «Días de lluvia» [risas]. Es una canción que sabes que no va a ser single, igual ni la tocamos en directo. Pero nos parece que es el «temazo» del disco, porque tiene fuerza y transmite mucho.

Un titular que defina el disco.

G. Me parece el mejor disco de rock alternativo que hay en España en estos momentos. Parece un poco prepotente, pero escuchando otros trabajos y comparando [risas].

L. Yo creo que es un disco intenso.

A propósito de vuestra respuesta, ¿cómo veis el panorama musical actual?

G. Siempre hay algo en la industria de la música, que en cierto modo te presiona para ir en un lugar o en otro. Ahora parece que la presión está puesta en hacer música de festivales y que todo lo independiente debe ir hacia allá. Lo cual está muy bien, pero cuando la mayoría de los grupos sigue ese criterio, se desvirtúa todo y se pierde un poco el criterio, porque nadie puede estar con el mismo ánimo para componer. Como consumidor, a mí también me gustan los discos variados, en los que se perciben diferentes estados de ánimo.

Y con el auge de los singles, ¿creéis que se ha perdido la esencia del disco como discurso?

L. Creo que sí. Ahora salen dos singles y hay poca gente que se escuche el disco entero. Antes la gente compraba más discos físicos, la gente los escuchaba y se detenía en las letras de las canciones. Ahora se escuchan los adelantos y no se pasa de ahí.

¿Combatir o convivir con ello?

G. Yo no sé si hay que combatir contra ello.

L. No es malo tampoco.

G. No sé si es bueno o malo, pero es la situación que existe en estos momentos y hay que adaptarse a ello. Y a lo mejor, nosotros también tenemos que cambiar la forma de componer y grabar.

¿Qué queda de los Bauer de «Azul Eléctrico»?

Aún queda bastante, De hecho, en los directos seguimos rescatando temas de ese primer disco que, además, nos sirvió para aprender y curtirnos en los conciertos. De él aprendimos precisamente eso.

Y a partir de este momento, ¿cuáles son los siguientes pasos de Bauer?

Defender este disco y hacerlo girar. Que la gente lo conozca y lo descubra por todos los canales que existen. Y, sobre todo, pasarlo bien con él. A partir de enero o febrero, comenzaremos con la ruta de salas y ya en verano, reservaremos los festivales.

¿Cuál es la mayor locura que habéis hecho por la música?

Aparte de seguir en esto después de tantos años, quizás lo más loco es habernos ido al quinto pinto a tocar sMaálagin saber cuánta gente nos va a ver en concierto. Eso sí, como anécdota, quizás lo más loco que hicimos fue irnos a Marruecos a grabar, aprovechando que no está muy lejos de Málaga. Alquilamos una casa, fuimos en coche y, lo cierto, es que fue complicado. Tienes lo que tienes y al final, nos tiramos diez días atascad.os en la magia de Marruecos [risas]. Alguna maqueta salió, pero poco [risas].

 

También podría interesarte