St.Woods: "My Side habla mucho del amor, del desamor, de estar desesperado y de cómo una persona puede encontrarse perdida"

St. Woods empezó su andadura en redes sociales y en plataformas como YouTube, donde su repercusión y fama empezaron a subir como la espuma. Con el paso del tiempo y unos cuantos viajes a las espaldas, Nacho García se deja ver en la capital, al frente de este mágico proyecto. Mañana, 15 de septiembre, St.Woods se sube al escenario de la Sala Tempo, junto a Gentleman Clef.

Empezaste con covers que subías a YouTube. ¿Qué ventajas tiene esta plataforma y de qué manera facilita el acceso a la industria?

Cualquiera puede subir una canción y en el momento más inesperado, pillarle la ola o el boom, y que empiece a ser escuchado en Filipinas. YouTube es una plataforma muy democrática: puedes subir contenido en cualquier momento. De todas formas, en Internet hay mucha gente con talento a la que nadie escucha. Así la final lo que cuenta es la mezcla de subir material, tener suerte y estar en el momento adecuado.

¿Dónde está a día de hoy, la frontera entre St.Woods y Nacho?

Por haber, no hay una línea que los separa. La idea de llamarme St. Woods y tener un sello de identidad, era darle un toque más impersonal a este proyecto. Tengo una gran proyección en él. Y llamándome Nacho, no lo iba a conseguir de la misma manera.

¿Y cómo ha cambiado St. Woods la vida de Nacho?

La ha cambiado mucho. Es muy fuerte la sensación de que algo tan íntimo como son las canciones, las puedan escuchar miles de personas. El haber sacado este EP y el seguir intentándolo, me ha dado mucha perspectiva respecto a lo que iba a hacer con mi vida,  respecto a qué pienso sobre mí y a cómo quiero aportar mi personalidad a la música.

¿Cómo has evolucionado desde que empezaste en la música?

Empecé siendo un chaval de 14 años que subía covers de Ed Sheeran y, poco a poco, he ido profesionalizando todo el proceso. Ya no solo pienso en componer una canción y publicarla. Ahora hago las canciones pensando en mí y las publico solo si me gustan. Mi intención ahora es ser el mejor artista del mundo. Obviamente, tengo un estilo concreto, pero me da igual que me escuche un indie o que me escuche un trapero. Siempre me mantengo fiel a lo que quiero hacer.

¿Dónde acudir cuando la inspiración falla?

A las drogas sintéticas [risas]. El problema de la inspiración es que llega cuando llega: si viene, viene y si no, no. La cosa está en que igual en una hora, hago tres discos o compongo media canción. Así que termino por pensar que detrás de cada artista hay un trabajo muy grande de referencia. Si durante un mes escucho a Bon Iver, lo más probable es que mis canciones tengan una carga importante de Bon Iver. Pero si amplío horizontes y escucho a más artistas, la inspiración fluye más rápido, porque acabas cogiendo un poco de cada uno de ellos. Por tanto, cuando la inspiración me falla, escucho grupos y artistas que no conocía.

¿Qué piensas de comparaciones con artistas como Sam Smith?

A mí me parece una maravilla. Hay gente que piensa que eso genera presión. Pero no tiene por qué. Recuerdo cuando salí en Radio 3 y dijeron que soy el Bon Iver español. O cuando en Los 40 comentaban que era el nuevo Ed Sheeran. Yo creo que es maravilloso, porque al final es gente a la que escucho y a la que admiro un montón. Y ojalá llegara a la talla de ellos. Lo que obviamente no pretendo ser, es una copia de ellos.

¿Cómo nace este último EP, «My Side»?

Yo estuve estudiando fuera y me fui de Erasmus unos meses a Bélgica. Estando allí y un poco por curiosidad, empecé a tocar en la calle, soltando ideas al azar y conectándolas. Vi que funcionaba y que la cosa salía muy bien. Entonces decidí que lo que ganara tocando en la calle, lo iba a gastar en viajar a otro lugar. Acabé viajando todo un mes por Europa. Ese fue el germen de este EP, que en un principio tenía unas 50 ideas, que planteé a Brian Hunt. Es un disco que St.W y estar de acuerdo con sentirse de esa manera. Es un viaje.

¿Cómo ha sido trabajar con Brian Hunt?

Pienso que la mejor versión que hay en este disco es la que hay, y lo es gracias a Brian. Necesitaba la visión de alguien profesional, que me dijera qué poner y qué quitar. Así que trabajar con Brian es lo mejor que podría haber hecho. Si no hubiese trabajado con él, me hubiese costado mucho más sacar adelante este trabajo.

¿Cómo ha sido participar en Balcony.tv?

Yo soy muy friki de YouTube. Veo muchísimos vídeos, sean de la temática que sean. Y recuerdo especialmente tres: la Balcony Sessions de Ed Sheeran, la de Mumford & Sons y la de Lily Allen. Por eso, cuando me escribieron de Balcony.tv Madrid, al principio pensé que se trataba de una broma. Pero no.

El día de la grabación, pasó todo de repente: yo no tenía guitarra y me tuvieron que dejar una, fue una locura. Como curiosidad, en Balcony fue la segunda vez que cantaba el single, y de hecho, posteriormente se cambió la letra del mismo. Aunque la melodía es la que se había compuesto justo el día de antes.

Siguientes pasos de St. Woods

Telonear a todos los artistas que pueda, cerrar fechas para el otoño (tanto dentro como fuera de España), sacar algunos temas nuevos y empezar a trabajar en el nuevo EP próximamente.


También podría interesarte